Lewis Hamilton estalló tras consagrarse campeón de la Fórmula 1: Merezco respeto

Lewis Hamilton pidió respeto tras consagrarse campeón de la F1 -REUTERS/

 

 

Lewis Hamilton se proclamó campeón del Mundial de Fórmula 1 por séptima vez en su historia y por sexta vez con la escudería alemana Mercedes a falta de tres fechas para el final de la competencia.

INFOBAE

El británico dominó de principio a fin esta atípica temporada, producto de la pandemia por coronavirus, en donde consiguió 10 triunfos, 12 podios y nueve poles sumando un total de 307 puntos, 110 más que su compañero Valtteri Bottas y 137 más que su inmediato perseguidor Max Verstappen (Red Bull).

Justamente, el holandés fue uno de los que puso en duda sus habilidades tras coronarse en el GP de Turquía en una entrevista con el sitio oficial de la F1: “Para ser sinceros, el 90% de la parrilla podría ganar en ese monoplaza. No tengo nada en contra de Lewis, es un gran piloto, pero el coche es muy dominante”

Unas declaraciones que se sumaron a las del joven piloto de McLaren Lando Norris, que tras ver como Hamilton ganaba en el GP de Emilia Romagna disparó en “RaceFans”: “Tiene un coche con el que debería ganar todas las carreras. Tiene que vencer a uno o dos pilotos más, eso es todo”.

Finalmente, tras conquistar su séptimo título en la Máxima e igualar a Michael Schumacher como el más ganador de la competencia, el de Stevenage respondió.

“Me merezco el respeto, fue un domingo muy duro en el que no dependes del coche. Hay otro gran piloto que lleva mi coche y obviamente no termina como yo. Escucho comentarios interesantes de grandes pilotos, sobre todo del pasado. Claro que necesitas un gran equipo y un gran coche, nadie ha ganado el Mundial de otra manera”, explicó en la conferencia de prensa posterior.

“Me gustaría que hubiera más carreras complicadas como la de Turquía, en condiciones como esas, cuantas más ocasiones haya de ese tipo más veces podré demostrar de lo que soy capaz”, remarcó.

“Yo llevaba un coche de quinta mano con un motor de mierda cuando corría en karts. En mi primer campeonato, el chico que ganaba llevaba unos motores muy buenos que hacía el padre de Jenson Button”, recordaba sobre sus inicios.

“Recuerdo que cuando el niño subió de categoría, mi padre tuvo que rehipotecar la casa para comprar uno de esos de 2.500 libras. Cuando lo pusieron en mi coche, estaba delante todo el tiempo. Claro que necesitas buen material, pero también cuenta lo que haces con ello”, concluyó.