Impresión de bolívares sin respaldo y búsqueda de refugio económico dispara el dólar en víspera decembrina

En los últimos 23 días el tipo de cambio del dólar ha aumentado más de 400 mil bolívares. Para comienzos de noviembre se necesitaban 520 mil bolívares para comprar un dólar. Luego de tres semanas un venezolano necesita 967 mil para comprar la misma cantidad, un incremento de 87% con respecto a principios de mes.

Por José Rivas / correodelcaroni.com

Comerciantes, ciudadanos en general y pensionados son los más afectados de todo este aumento que devino luego de un supuesto aumento salarial de 400 mil bolívares a 1 millón 200 mil bolívares, que alcanzan -si acaso- para medio cartón de huevos. Pese a que trabajadores del sector público y pensionados han recibido dicho monto, ninguna autoridad del Gobierno nacional ha oficializado el incremento que intenta fallidamente paliar la hiperinflación que comenzó a finales de 2017.

El economista y director del Capital Market Finance Jesús Casique explicó que el aumento en el tipo de cambio se debe al incremento de la base monetaria, es decir, la impresión de bolívares sin respaldo y dado el aumento de la liquidez monetaria que representa el dinero disponible que tienen los ciudadanos para su uso.

Sumado a esto, señaló que el último trimestre del año son meses estacionales donde suben los precios y las personas jurídicas o naturales buscan coberturas. Es decir, donde las personas buscan reducir riesgos económicos en monedas más seguras como el euro o el dólar.

De acuerdo con el economista, la base monetaria va a seguir aumentando dado la emisión de dinero sin respaldo. “Apenas es el principio, estamos comenzando el último trimestre del año”, dijo.

El especialista explicó que no se puede determinar cuándo dejará de aumentar el tipo de cambio. “Puede incrementar significativamente el tipo de cambio y ajustarse a unos tipos de cambio más competitivos en Venezuela, como también puede quedar rezagado, como está actualmente”, detalló.

En una entrevista en el mes de julio para Correo del Caroní, el economista ya había advertido este tipo de aumentos dado el pago de bonos, utilidades, de un posible incremento salarial y las elecciones parlamentarias que representan un gasto importante para el gobierno de Nicolás Maduro.

Para ese entonces señalaba que debía crearse un plan para disminuir la inflación, estableciendo políticas fiscales, cambiarias y monetarias razonables, algo que hasta los momentos no se ha hecho.

El Observatorio Venezolano de Finanzas presentó el 10 de noviembre cifras alarmantes de la economía venezolana. Estimaban que la inflación acumulada hasta octubre era de 1.798,57%. Cabe resaltar que Venezuela cumplió en este mes 36 meses en hiperinflación desde 2017.

El observatorio reseñaba que el desplome de la producción petrolera y la deficiencia de servicios públicos generaron que entre el tercer trimestre del 2019 y 2020 la actividad económica cayera un 50,4%.