La cárcel donde ingresó Isabel Pantoja hace seis años será un centro psiquiátrico

Foto: Archivo.

 

A los seis años del ingreso en prisión de Isabel Pantoja (fue un 21 de noviembre de 2014), el centro en el que cumplió dos años de condena por blanqueo de capital cerrará sus instalaciones y cambiará de uso. Instituciones Penitenciarias desea cambiar el empleo del centro penitenciario de Alcalá de Guadaíra, el único en Andalucía solo para mujeres, puesto que en estos momentos trabajan en él más vigilantes que reclusas están internas entre sus muros, reseñó Vanitatis.

En la actualidad, de las 230 plazas con las que cuenta, solo están ocupadas 70. Por esta razón, se desea reconvertir la prisión en un centro psiquiátrico. La propuesta fue realizada el lunes 23 por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias a los sindicatos en una reunión telemática debido a las circunstancias ocasionadas por el Covid.

Durante los dos años que Isabel estuvo en prisión, la imagen de esta cárcel era habitualmente fotografiada por los medios de comunicación en las visitas de sus familiares. También hubo algún episodio polémico al denunciar algunas internas a Prisiones que la cantante tenía un trato de favor, pero Instituciones Penitenciarias lo negó siempre.

La hipoteca de la discordia.

Desde su salida de este centro, Isabel jamás se ha referido directamente a él, ni siquiera ha sido capaz de pronunciar la palabra ‘prisión’. Ni ella, ni su entorno familiar. Fue a raíz de este ingreso cuando, según Kiko Rivera ha declarado, su tío Agustín Pantoja lo conminó a firmar de urgencia unos papeles para ayudar a su madre. Según ha confirmado el DJ, estos papeles eran una hipoteca del importe de un millón cien mil euros solicitada sobre la finca Cantora. El hijo de la cantante ha explicado en televisión que nunca supo lo que firmaba, aunque lo haría de nuevo si se tratara de ayudar a su madre.

Leer más en Vanitatis