Corte Suprema bloqueó orden de restringir actos religiosos en Nueva York por Covid-19

El Diario NY

La Corte Suprema bloqueó anoche temporalmente desde Washington DC la medida del gobernador de NY, Andrew Cuomo, de establecer límites de capacidad en los lugares de culto en ciertos puntos de alto contagio de coronavirus.

Por: El Diario NY

En una decisión de 5-4, el tribunal más alto de la nación se puso del lado de la Diócesis Católica Romana de Brooklyn y las sinagogas judías ortodoxas que demandaron al gobernador por los límites impuestos en áreas declaradas “zonas rojas y anaranjadas”, que han venido evolucionando en las últimas semanas.

La recién confirmada jueza Amy Coney Barrett emitió el voto de asentimiento decisivo a favor de los grupos religiosos.

En Nueva York, un juez le había dado la razón previamente a Cuomo. Pero “Incluso en una pandemia, la Constitución no se puede guardar y olvidar”, dijo ahora la sentencia de la Corte Suprema no firmada.

“Las restricciones en cuestión aquí, al prohibir efectivamente que muchos asistan a servicios religiosos, atacan al corazón mismo de la garantía de libertad religiosa de la Primera Enmienda”.

Al reaccionar hoy a la noticia, Cuomo dijo que la acción del tribunal no ha cambiado nada y la calificó de “irrelevante desde el punto de vista práctico”, citó Pix11.

 

En efecto, el fallo tiene poco impacto en este momento ya que los grupos que demandaron actualmente no están sujetos a los límites de asistencia por estar en las “zonas amarillas” menos restrictivas, pero la medida podría retornar.

Las casas de culto argumentaron que las restricciones impuestas por Cuomo el 6 de octubre violaban sus libertades religiosas en virtud de la Primera Enmienda. También sentían que se enfrentaban injustamente a limitaciones más estrictas que las empresas esenciales.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, se unió a los tres jueces liberales para disentir, sumando los 4 votos en contra, destacó New York Post. “Es un asunto importante (…) las determinaciones hechas por los funcionarios de salud pública con respecto a lo que es necesario para la seguridad pública en medio de una pandemia mortal”, escribió Roberts.

En la mismo tónica se había expresado en octubre la Junta de Rabinos de Nueva York (NYBR) al pedir respetar las pautas del gobierno local. “No podemos defender a las personas de nuestra comunidad judía que demuestran un flagrante desprecio por los protocolos de salud COVID-19 y ponen en peligro sus vidas y las de otras personas”, dijo la junta.