Vagabundo pedía comida en una reconocida pizzería y obtiene trabajo para la franquicia

 

Si le da dinero a un vagabundo, lo alimentará por un día. Si le da un trabajo en una cadena de pizzas, podría cambiar su vida para siempre.

Por The Epoch Times 

Rishi Sharma, dueño de una franquicia de pizza de Domino’s, una mañana iba camino a su trabajo en Lower Hutt, Nueva Zelanda, cuando pasó cerca de un hombre que estaba pidiendo limosna.

El hombre, que Sharma supo después que se llama Brian “Sooty” Wallace, había usado una caja de Domino’s Pizza para crear su cartel.

Al ver el logo de su marca en las manos del hombre, Sharma se detuvo.

“Cualquier limosna disponible. Dios lo bendiga”. (Cortesía de Rishi Sharma).

 

Él le dijo a RNZ que se sintió impulsado a hablar con el hombre.

“Vi la caja de pizza de mi marca y estacioné mi auto y me acerqué a este tipo increíble, Sooty, y le dije: ‘Hola amigo, ¿Cómo está?’, y quise ver lo que estaba escrito en la caja del otro lado”.

El letrero decía: “Cualquier limosna disponible. Dios lo bendiga”.

“Apenas le hablé, tuvo muy buenos modales”, dijo Sharma. “Fue una gran conversación, él fue muy humilde, y yo decidí que solo tenía que darle una oportunidad a este tipo”.

Sharma notó que Wallace estaba temblando. Le ofreció una taza de café, y luego tuvieron una agradable conversación.

“Tomamos un café y le dije si tenía algo para comer y él dijo: ‘Nada hoy’ (…) ¿le puedo hacer una pizza? Tengo una tienda de Domino’s”.

Wallace no rechazó la pizza gratis, y aceptó de inmediato.

“Lo invité a la tienda, ‘¿qué pizza le gustaría comer?’. Me pidió una de jamón y queso y le dije: ‘Amigo, ¿puedo hacerle una de carne?’. Y él dijo: ‘No, me gusta el jamón y el queso, es mi favorita’”, dijo Sharma.

Al meter la pizza en el horno, Sharma siguió charlando con Wallace, y pronto se enteró de que no tenía hogar.

En ese momento Sharma decidió ofrecerle un trabajo.

“Leí en alguna parte que el mundo está lleno de gente amable”, dijo Sharma. “Si no puede encontrar una, sea una”. Le dije: “Sooty, ¿le gustaría trabajar para mí? Y él dijo: ‘Sí’”.

Según un posteo en Facebook de Don Meij, jefe de personal de Domino’s, Wallace había pasado por momentos difíciles debido a la pandemia.

Leer más en The Epoch Times