Iban a embalsamar a un hombre en Kenia y se dieron cuenta que no había muerto cuando lo pincharon

Foto: Clarin

 

El empleado de una funeraria en Kenia se llevó al susto de su vida cuando estaba atendiendo un cadáver y, al hacerle una incisión en la pierna para inyectarle formaldehído y embalsamarlo, el supuesto muerto lanzó un grito de dolor.

Por Clarín

Tal y como informa el Daily Mirror del Reino Unido, Peter Kigen, de 32 años, llevaba tiempo postrado por una enfermedad crónica. Estando en su casa sufrió un desmayo y fue llevado al hospital de Kapkatet, donde fue declarado muerto este martes.

Su hermano menor, Kevin Kipkurui, dijo que estaba presente cuando Kigen colapsó. Con la ayuda de su primo, lo llevaron al centro de salud a las 17.30.

“Cuando llegamos a la zona de Urgencias un médico nos pidió que registráramos los detalles del paciente en la recepción mientras lo atendía”, dijo Kipkurui, que aún estaba en estado de shock al diario The Standard. Después de registrar al paciente, Kipkurui dijo que nuevamente se le pidió al mostrador del Fondo Nacional de Seguro Hospitalario para obtener más documentación sobre su hermano.

Para leer más, ingresa aquí