¿Cómo la cúrcuma llegó a ser un baluarte venezolano en el exterior? Guillermo Montenegro y una pizca de éxito

Foto: @curcumavenezuela

 

La cúrcuma, exótica fusión pulverizada color amarillo intenso, de textura fina, que aporta un aroma indiscutible. Es un ingrediente que se pasea en muchos de los hogares venezolanos, pues su sabor le concede ese toque de magia especial a las comidas, sin dejar a un lado sus múltiples beneficios para la salud. Algunos, la conocen muy bien. Otros, tienden a confundirla con el curri. Pero sus propiedades, son totalmente distintas.

Para elaborar este condimento, se necesita de la experiencia y el cuidado de grandes agricultores que cuidan cada detalle desde la siembra hasta la obtención del producto final. En esta oportunidad hablaremos sobre Guillermo Montenegro, fundador de Cúrcuma Venezuela quien se embarcó en esta aventura desde hace cuatro años y desde entonces, produce una de las mejores cúrcumas del país.

Por Elizabeth Gutiérrez/ lapatilla.com

Guillermo Montenegro, es Ingeniero Agrónomo egresado de la Universidad Central de Venezuela, productor de cultivos tradicionales como maíz, arroz y caña de azúcar en el estado Portuguesa. Además, es el creador y líder de Cúrcuma Venezuela C.A.

El comienzo

Tras un periodo difícil, encontró en la crisis una gran oportunidad. Tuvo la iniciativa de incursionar en un emprendimiento totalmente desconocido, sin saber que lograría grandes proezas. “Me sumergí en la búsqueda de un cultivo que fuera innovador en Venezuela, que necesitara poca superficie pero que a su vez, fuera de alto rendimiento en el campo. Un cultivo que pudiese controlarlo de manera totalmente ecológica, para poder ofrecer un producto libre de químicos sin la dependencia de sustancias que comprometen a largo plazo la salud y el medio ambiente. Además de esto, también me motivaba el hecho de que fuera un cultivo con el cual pudiese en un futuro próximo estar dentro del mercado internacional”, relata.

El tiempo fue su cómplice para poner en orden todas sus ideas, fusionadas con una amplia investigación en el tema. Se apoyó en una profesora universitaria, quien le sugirió indagar acerca de la cúrcuma. “El nombre me hizo clic y desde ese momento, me dediqué a estudiar e investigar al respecto. Descubrí que no había en el país ningún referencial. Así que me dediqué a elaborar un protocolo de proceso agrícola con el fin de producir cúrcuma de alta calidad aplicando manejo agronómico. Fue así como logré sembrar 4000 mts2 de cúrcuma, parcela que tomé como ensayo y con la que pude evaluar infinitos aspectos sobre este cultivo”, expresa.

Foto:@curcumavenezuela

 

Según cuenta, conocer sobre esta especia resultó una práctica “fascinante” que cada día lo apasionaba más, pues más que un cultivo, halló características con potencial antiinflamatorio, antioxidante, anticancerigeno antimicrobiano, analgésico que merecía ser consumido por todos.

“Entre aciertos y desaciertos en los ensayos, logré protocolizar el ABC del cultivo de cúrcuma longa y crecí en área de siembra hasta 6 ha. Sin embargo, necesitaba conocer el mercado y la transformación industrial, un paso que costó lograr porque las empresas que contactaba querían mi producto pero yo quería conocer los procesos siguientes para seguir documentándome en este emprendimiento del cual ya estaba seguro que sería mi proyecto de vida”, cuenta.

 Un sueño logrado

Apostando en gran medida por este sueño, creó la cuenta en Instagram @curcumavenezuela y posteriormente, la registró y logró que certificaran su producto.  “Como la paciencia todo lo alcanza y la perseverancia todo lo logra, este paso necesario de transformación de cúrcuma fresca a cúrcuma en polvo fue posible vivirlo desde adentro, con una empresa que además combinó sus procesos con la aplicación de conceptos y protocolos que había investigado previamente. Los resultados obtenidos fueron excelentes”, manifiesta.

Foto:@curcumavenezuela

 

“Preparé mi muestra y la llevé a la Universidad Lisandro Alvarado de Barquisimeto, al departamento de química, para valorar el contenido y los resultados superaron los entandares internacionales. Con esa valoración contacté a una empresa en Milano Italiana (INDENA), líder en la industria de medicina de origen vegetal en Europa, la cual mostró interés en mi oferta. Realicé mi primera exportación de cúrcuma en polvo a Italia, una gran sorpresa, puesto que me convertí en el primer venezolano en exportar cúrcuma cultivada y transformada en el país”, manifiesta.

Foto:@curcumavenezuela

 

El emprendimiento de este venezolano, fue tomando cada vez más fuerza. Conformó otra empresa en unión con nuevos integrantes, con quienes exportó cúrcuma pura a España, donde se consolidaron como uno de sus principales proveedores. “De esta manera la agricultura venezolana sigue haciendo historia, ya que no solo somos referencia de tener el mejor café del mundo o el mejor cacao si no también una de las mejores cúrcumas del planeta”, resalta.

Foto: @curcumavenezuela

 

De acuerdo detalla Montenegro, actualmente Cúrcuma Venezuela es una exitosa empresa familiar. “Paso de ser mi proyecto de vida, al proyecto de mi familia,  donde mi esposa María Virginia Peraza y yo abarcamos toda la cadena de valor, desde la siembra hasta la comercialización, garantizando una cúrcuma en polvo cuyos procesos cumplen con los protocolos de calidad necesarios. Es así como creamos cúrcuma ECOBENEFIT, nuestro propio producto con el cual brindamos  ‘prevención y bienestar en cada toma’, argumenta.

Foto: @curcumavenezuela

 

ECOBENEFIT es cúrcuma 100 % ecológica, armonizada con el balance correcto de pimienta negra, para lograr una mejor absorción en el organismo. “Nuestra cúrcuma es cultivada bajo las buenas prácticas de GLOBALG.A.P, norma mundial para las buenas prácticas agrícolas y cuenta además con dos importantes valoraciones de contenido de curcumina, realizados por Merieux Nutríciencie en la UF, Universidad de la Florida, e Indena Milano (Italia)”, certifica.

Medicina en polvo

Guillermo reitera los amplios beneficios curativos que posee la cúrcuma, su principal motivación para idear este producto. Sustentado en la ciencia, asegura que por su contenido antiinflamatorio y antioxidante cumple funciones moleculares importantes en el organismo. Actúa de manera preventiva y terapéutica en enfermedades como cáncer, artritis reumatoide, Alzheimer, diabetes, acné, psoriasis, osteoporosis, gastritis, síndrome del colon irritable, y otras más.

Foto: @ecobenefit

 

Por otro lado, es ideal para mantener la flexibilidad, funciona como hepatoprotector, adelgazante natural, reductor del colesterol, antimicrobiano, antidepresivo natural, analgésico y  por excelencia. Esto por nombrar algunas de sus bondades.