Neste completa su primer ciclo de procesamiento a escala industrial con residuos plásticos licuados

Neste tiene el objetivo de procesar anualmente más de 1 millón de toneladas de residuos plásticos a partir de 2030 | Foto Neste

 

La petrolera finlandesa Neste procesó con éxito 400 toneladas de residuos plásticos licuados en su refinería Porvoo en Finlandia este otoño, una cantidad que corresponde a la cantidad anual de residuos plásticos generados por 20.000 ciudadanos europeos promedio. Esta fue la primera vez que Neste procesó residuos plásticos licuados a escala industrial, dijo la emprexa en una nota de prensa

lapatilla.com

Durante la ejecución, los envases y los residuos plásticos mezclados se convirtieron en materia prima reciclada de alta calidad para usos en la industria petroquímica, por ejemplo, para la producción de nuevos plásticos.

La ejecución de procesamiento marca un hito con respecto a los objetivos estratégicos de Neste de impulsar la economía circular y reemplazar el uso de petróleo crudo en sus propias refinerías. El objetivo de Neste es procesar más de 1 millón de toneladas de residuos plásticos al año a partir de 2030.

Neste tiene como objetivo aumentar gradualmente los volúmenes de procesamiento de residuos plásticos licuados para continuar aprendiendo y desarrollando las cadenas de valor y las tecnologías de procesamiento. Las próximas ejecuciones de procesamiento en la refinería de petróleo fósil de Neste en Porvoo ya se están preparando para 2021.

Antes de la prueba, Neste llevó a cabo una extensa investigación y pruebas de laboratorio, además de realizar análisis integrales con respecto a los activos y procesos de producción para garantizar la viabilidad y seguridad del procesamiento de esta nueva materia prima reciclada.

En el abastecimiento de residuos plásticos licuados para la primera ejecución de procesamiento, Neste contó con el apoyo de su socio Ravago. Junto con Ravago y varios otros socios de la cadena de valor de los plásticos, Neste está desarrollando tecnologías de reciclaje químico y capacidad para permitir el reciclaje de flujos de desechos plásticos que se consideran inadecuados para el reciclaje mecánico y que actualmente están destinados a incineración o vertederos.

El desarrollo de ecosistemas para reciclar químicamente los desechos plásticos respalda los esfuerzos mundiales para reducir los desechos plásticos, lo que puede ayudar a prevenir la basura en el medio ambiente.