¿Deben utilizarse guantes al aplicar la vacuna contra el Covid-19?

Una enfermera administra la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en el Guy’s Hospital de Londres, el martes 8 de diciembre de 2020. Foto: AP / Frank Augstein, Pool

 

Ayer fue un día histórico para Argentina, que comenzó a vacunar a parte de su población de riesgo contra el nuevo coronavirus para prevenir la enfermedad COVID-19 que genera y que ya infectó en el país a 1,6 millones de personas y mató a más de 43.000 desde marzo último, cuando arribó al país.

Por Infobae

Y en el inicio de la aplicación de la vacuna rusa Sputnik V destinada en principio a los trabajadores de la salud, se registraron las primeras vacunaciones a médicos y también a políticos. Varios de esos actos despertaron polémica en las redes social al observarse que varios enfermeros no contaban con guantes al momento de inocular, cuando en otros países es común verlo.

Una de las fotos más criticadas por miles de usuarios fue la vacunación del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, en la que la enfermera no utilizó guantes de latex para aplicar la dosis rusa en el inicio del plan Vacunate contra el COVID-19.

Lo cierto es que, según el protocolo sanitario que rige en el Ministerio de Salud de la Provincia, lo recomendable al momento de vacunar a cualquier persona es no usar guantes. “No hay evidencia sobre el uso rutinario de guantes, gafas o camisolines si se cumplen las medidas antes descriptas. Recordar que el uso inadecuado de guantes limita la higiene de manos”, indica el protocolo.

Verónica González, directora de Investigación y Cooperación Técnica de la Escuela de Gobierno de la PBA, tiene a cargo las capacitaciones de los vacunadores, y explicó: “Se procura que el vacunador no use guantes para que se lave las manos entre un paciente y otro y no descanse en el uso de guantes”. En este mismo sentido, la profesional agregó que la utilización de guantes no es aconsejable, además, porque incrementa las posibilidades de reacciones adversas o reacciones alérgicas al látex.

Se sospecha que la mayor parte de las reacciones adversas, sobre todo en alérgicos, tiene que ver con el látex, con los guantes. Si eso lo observan en los distintos lugares donde se vacuna, está hecho simplemente para disminuir el riesgo de que los pacientes que sean alérgicos desarollen una anafilaxia al látex”, explicaron desde el ministerio de salud de la PBA.

Este protocolo no es únicamente argentino. Según el CDC (Centro para el control y prevención de enfermedades) de Estados Unidos, “el uso de guantes no es recomendable, a menos que el vacunador se exponga a los fluídos de una persona potencialmente infectada, o que tenga lesiones en sus manos.” Antes de ser vacunadas, las personas que están recibiendo la Sputnik V son consultadas si tienen síntomas de COVID-19 y se les chequea la temperatura corporal. En caso de tener síntomas, deben posponer el turno de vacunación luego de 15 días.

Otras de la voces en contra de la vacunación con la utilización de guantes es la Organización Mundial de la Salud (OMS) que establece que “los guantes no son usualmente necesarios cuando se está inyectando una vacuna”, salvo si se prevé, por algún motivo, un sangrado excesivo.

Del mismo modo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) afirma que no se debe usar guantes para administrar vacunas. Las regulaciones de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de los Estados Unidos no requieren que el trabajador de salud use guante para administrar una vacuna, a menos que el trabajador corra riesgo de entrar en contacto con fluidos corporales o tenga una herida abierta en su mano. Si el trabajador usara guantes, se los debe cambiar entre pacientes.

Finalmente, el propio Ministerio de Salud de la Nación había publicado el 26 de agosto último su informe de “Sostenimiento de la Vacunación de Calendario en contexto de pandemia” en el que establece recomendaciones generales a la hora de vacunar contra COVID-19 y otras enfermedades prevenibles. En uno de sus apartados establece que “no hay evidencia sobre el uso rutinario de guantes, gafas o camisolines si se cumplen las medidas antes descriptas. Recordar que el uso inadecuado de guantes limita la higiene de manos”.

Recomendaciones para el vacunador/a

1. Lavado de manos: debe lavarse las manos frecuentemente con agua segura y jabón por al menos 40-60 segundos. Si no hay agua y jabón fácilmente disponibles, deberá utilizarse un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol durante 30 segundos. Realizar este procedimiento especialmente entre cada acto de vacunación.

2. No tocarse los ojos ni la boca. En caso de hacerlo lavarse de inmediato las manos.

3. En caso de toser o estornudar, cubrirse con el codo o con pañuelos descartables que deben ser eliminados de inmediato.

4. Utilizar guardapolvo abotonado o ambo para las actividades de vacunación. No se debe salir, luego de terminar la jornada laboral, con el guardapolvo o ambo puesto. Utilizar el cabello recogido en su totalidad y zapatos cerrados.

5. No usar accesorios que impidan uso de manos (por ejemplo: reloj, pulseras).

6. No se debe utilizar el celular durante el acto de vacunación.

7. No hay evidencia sobre el uso rutinario de guantes, gafas o camisolines si se cumplen las medidas antes descriptas. Recordar que el uso inadecuado de guantes limita la higiene de manos.

8. Se recomienda el uso de barbijo quirúrgico para la vacunación en contexto de pandemia.

9. Al finalizar la jornada laboral se debe retirar la ropa que haya utilizado y recambiarla para la jornada siguiente.