Coronavirus en Reino Unido: La ola de casos “sin precedentes” que azota al país

Este martes había 21.787 pacientes con coronavirus en los hospitales del NHS en Inglaterra, una cifra superior a los 18.974 que se registraron en el pico de la primera ola el 12 de abril.

 

 

Una nueva ola de casos de coronavirus “sin precedentes” causa preocupación en Reino Unido. Este martes, el país registró por segundo día consecutivo un número de infecciones récord, totalizando 53.135 nuevos casos y 414 muertes por covid-19 en personas que habían dado positivo a la prueba hasta 28 días antes.

BBC MUNDO

Y este miércoles 50.023 nuevos casos se sumaron a la cifra total que ya supera los 2.432.000 de infecciones en el país, al mismo tiempo que el número de fallecidos fue más del doble que el martes y llegó a 981, una cifra no vista desde abril.

“Seguimos viendo niveles de infección por covid-19 sin precedentes en todo Reino Unido, lo cual es extremamente preocupante, en particular porque nuestros hospitales se vuelven más vulnerables”, aseguró el martes la doctora Susan Hopkins, asesora médica de PHE, el servicio inglés de salud pública.

“Si bien el número de casos notificados hoy incluye algunos del período festivo, estas cifras son en gran medida un reflejo de un aumento real”, agregó.

Se cree que la tasa de infección fue mucho más alta durante la primera ola en abril, pero en ese entonces el número de pruebas era limitado.

Hopkins indicó que en estos momentos es “esencial” que se sigan las reglas de distanciamiento social para ayudar a reducir las infecciones.

Actualmente los hospitales de Inglaterra y Gales están tratando más pacientes con covid-19 que durante el pico más alto de la primera ola de la pandemia en abril.

Al mismo tempo, las autoridades escocesas, al norte del país, le han pedido a la gente que se quede en casa y no celebren el Año Nuevo con personas de otros hogares.

Un científico que asesora al gobierno británico asegura que se necesita una acción “decisiva” para abordar la propagación del virus en Reino Unido y prevenir una “catástrofe”.

Lee la nota completa en BBC MUNDO