Con arte, el alcalde Sayegh logra recuperar los espacios públicos de El Hatillo

El mural “Alebrije con luz hatillana” | Prensa

 

Los murales de arte urbano realizados durante los tres años de gestión del alcalde Elías Sayegh constituyen una ruta de arte urbano interesante para el disfrute de los habitantes y turistas que visiten el municipio. “Es un tributo que meceré nuestros ciudadanos”, dijo el mandatario local.

Recuperar los espacios públicos de El Hatillo es una prioridad de la gestión del alcalde Elías Sayegh y por eso el municipio cuenta con tres vistosos murales que son atractivos para el disfrute del arte urbano. Las obras artísticas que recrean el casco histórico del pueblo son el resultado del apoyo del sector privado, organizaciones y de la Embajada de México.

El alcalde Sayegh manifestó que “El Hatillo tiene que ser el espejo de la Venezuela posible” y resaltó el talento de los artistas que crearon las distintas obras.

“Es un tributo que merecen nuestros ciudadanos, merecen espacios de calidad, que puedan caminar por sus calles, puedan ver sitios bonitos, puedan disfrutar lo que tenemos los venezolanos”, dijo Sayegh al invitar a la gente a conocerlos.

Destacó que su gestión está enfocada en que los ciudadanos, “tanto nuestros vecinos y los visitantes, disfruten de todo el esplendor” del municipio: “estamos recuperando todo el casco histórico”.

El pueblo del municipio El Hatillo, en el estado Miranda, es conocido por ser un pintoresco lugar que atrae a turistas nacionales e internacionales por sus bellezas artísticas, arquitectónicas y hasta gastronómicas.

Visitar esta localidad y no contemplar estos murales, creados por artistas venezolanos con el apoyo del sector público y privado, es perder una oportunidad de tener contacto con el arte.

El más grande en espacio

El mural “Alebrije con luz hatillana”, ubicado en la calle El Progreso fue inaugurado el pasado 20 de noviembre y muestra la mezcla de la cultura mexicana con la venezolana. Las cabezas de una guacamaya y un tigre acompañadas de unas manos exhiben la relación que hay entre ambas culturas.

El mural es del artista Wolfgang Salazar, mejor conocido como “Badsura”, y es considerado uno de las más grandes obras del autor en Latinoamérica, debido al uso de la pintura en el espacio.

El uso de colores llamativos como el rojo, morado, verde, azul y amarillo denotan en el mural, significan que “tenemos protectores espirituales que nos ayudan a seguir”.

La pintura realizada por el joven venezolano contó con el apoyo de Coca Cola Femsa y la Embajada de México en Venezuela.

Mural ecológico

Mural ecológico | Prensa

 

El segundo mural, ubicado la plaza Manuel de Escalona Arguinzones, muestra cuatro gigantescas guacamayas, un araguaney, cuatro girasoles, las montañas del parque nacional de El Ávila y unos edificios, los cuales fueron recreados con tapas plásticas recicladas sobre la pared para embellecer una de las entradas del barrio El Calvario.

El “Okomural” fue inaugurado por el alcalde Elías Sayegh en febrero de 2020. Es un recordatorio a los ciudadanos sobre la importancia de salvar el planeta.

Esta creación artística es considerada uno de los murales ecológicos más grande de América Latina y es la primera de su tipo en Venezuela.

“Solamente el mural ecológico se hizo con más de 180.000 tapas recicladas, después de una campaña de 4 meses de reciclaje. Es el primero que se hace en Venezuela y el más grande de América Latina”, dijo el alcalde Sayegh.

La obra fue realizada por el artista Oscar Olivares con el apoyo de la organización ambientalista local “OkoSpiri” y el Movimiento en la Arquitectura para el Futuro.

Cabe destacar que Olivares fue el pintor más joven del “ArtExpo” de Nueva York de 2017 y no dudó en identificar al mural como el más importante compromiso profesional de su carrera, y el cual engalana el municipio El Hatillo.

Resaltar a personajes venezolanos

Mural denominado “Una Cena Importante: Venezuela” | Prensa

 

El tercer mural denominado “Una Cena Importante: Venezuela”, del artista venezolano Raúl Cardozo, es una inspiración de “La última cena” de Leonardo Da Vinci, y fue inaugurada en noviembre de 2019. Está ubicado al lado del Anfiteatro, en el centro del pueblo.

La novedad es que en la obra están representados algunos personajes relevantes de la historia intelectual, científica, artística, deportiva, política y religiosa de Venezuela.

Para el autor, esta obra es la muestra de un país que se supo universal desde que fue concebido. Acercarse a El Hatillo y no visitar estas tres obras del arte urbano es no conocer las bellezas que ofrece el municipio.

Carolina Pérez, trabajadora, precisó que la creación de estos murales es necesarios para la recuperación de los espacios públicos. “Es bueno que los artistas se expresen con paisajes o artes que resalten los valores humanos y familiares”, sumó.

Nota de Prensa