Maduro justificó, ante oídos complacientes, su ataque a las fuerzas democráticas

Nicolás Maduro. Foto: Cortesía

 

 

Una vez más, en medio de una reunión con parlamentarios extranjeros, Nicolás Maduro narró su versión tergiversada sobre la crisis política y económica que padece Venezuela.

lapatilla.com

Este martes 5 de enero, luego de la instalación arbitraria del Parlamento fraudulento en manos del chavismo, Maduro aseguró desde el Palacio de Miraflores ante sus complacientes oyentes que “pueden atestiguar ante el mundo que en Venezuela se ha instalado, como manda la Constitución, el Poder Legislativo de la Nación electo por el pueblo el 6 de diciembre pasado con absoluto apego al reglamento y en paz”.

Según Maduro, “varios planes se pretendieron contra la instalación de esta Asamblea Nacional. Sufrimos en horas de la madrugada un ataque terrorista en la principal central hidroeléctrica que aprovisiona más del 75 por ciento de la electricidad de Venezuela”.

“Estuvimos en la madrugada los profesionales de Corpolec apagando el incendio del ataque y haciendo las interconexiones y al amanecer ya todo el país estaba conectado nuevamente”, comentó, en sintonía con tempranas declaraciones de Delcy Rodríguez.

Respecto a sus atropellos contra el legítimo Parlamento, fundamentados en un inconstitucional desacato, Maduro dijo que “la oposición creyó que ganando la Asamblea Nacional hace 5 años por la vía Constitucional podría forzar la legalidad para dar un golpe de Estado en todas las modalidades que se puedan imaginar”.

Al acto asistieron legisladores de Cuba, México, Bolivia, Ecuador, Antigua y Barbuda o Dominica.