¿Qué le ocurre al cuerpo si pasas mucho tiempo en cama?

 

Todos hemos tenido días en los que no dan ganas de pararse, muchos hemos estado tristes o tan cansados que lo último que queremos es salir de la cama. Qué conveniente sería tener todo a la mano: comida, bebida, libros, el control de la televisión y una lista interminable de películas y series para ver.

Por Harmonia

Si por alguna razón has pasado más de 24 horas en cama, ya sea por pereza, enfermedad o desánimo, seguramente notaste que a pesar de estar “descansando” no tenías mucha energía y sentiste tus músculos tensos o con poca movilidad.

Aunque estar en cama parece un sinónimo de descanso y relajación, estar acostado más de 24 horas tiene consecuencias negativas en la manera en la que nuestro cuerpo funciona. Esto es lo que sucedería si pasáramos un mes completo tirados en la cama.

 

Los primeros en cambiar son los pulmones. Cuando estamos de pie la gravedad asegura que estén en su lugar, si estamos acostados la parte inferior de los pulmones recibe mucha presión y terminaría por arrugarse. Esto hace que sea más difícil que la mucosidad pase por los pasajes colapsados. El moco puede quedar atrapado e infectar los pulmones, lo que conduciría a una neumonía. Por esta razón los médicos piden a las personas con alguna enfermedad respiratoria que se sienten y tosan de vez en cuando.

Si no usas tus huesos y músculos, los pierdes. Por cada semana que pases en la cama, pierdes aproximadamente 1% de densidad ósea. Tus huesos se vuelven más frágiles, por lo que es más fácil que se fracturen.

 

¿Y qué hay de tu cerebro? Imagina que decidiste pasar deliberadamente un año acostado en tu cama. No has salido, sigues viendo las mismas cuatro paredes, tu experiencia del día a día es básicamente la misma.

Además de que tu cerebro también está recibiendo menos oxígeno (por todo lo que ya vimos más arriba), estar en un mismo lugar viviendo exactamente lo mismo todos los días, no hace maravillas para tu salud mental y emocional.

Leer más en: Harmonia