La razón por la que nuestros relojes estarían dejando de estar sincronizados

Ilustración artística del primer planeta del tamaño de la Tierra en orbitar una estrella distante en la zona habitable identificada por el Telescopio Espacial Kepler de la NASA.
NASA Ames / SETI Institute / JPL-Caltech

 

 

El año 2020 será recordado por muchas cosas, la mayoría de ellas desagradables, pero también será recordado por ser uno de los más rápidos de la historia, debido a la acelerada velocidad de giro de nuestro planeta. Si esta tendencia continúa, podría resultar en un “segundo intercalar o bisiesto negativo” sin precedentes.

Por: George Dvorsky | Gizmodo

Nuestros relojes están dejando de estar sincronizados, pero en lugar de quedarse atrás como suelen hacerlo, están comenzando a correr un poco más rápido. La razón de esto tiene que ver con la sorprendente cantidad de días cortos experimentados el año pasado, que es el resultado de que el giro de nuestro planeta se aceleró ligeramente. Según reporta Time and Date, 2020 tuvo los 28 días más cortos desde 1960.

La Tierra tarda 24 horas, u 86.400 segundos, en realizar una rotación completa alrededor de su eje, lo que los científicos denominan día solar medio. Sin embargo, el término “medio” es clave, ya que cada día se experimentan ligeras variaciones. Esto se hizo evidente en la década de 1960 con el desarrollo del cronometraje atómico.

Lee la nota completa en Gizmodo.