Tras una discusión, oficial peruano le disparó a una venezolana y luego se suicidó

Anny Molina fue atacada en la tienda donde trabajaba por su expareja. Foto: Trome

En el primer piso de un centro comercial de Lurín, donde también funcionan oficinas del Poder Judicial, un agente de Seguridad Ciudadana de ese distrito atacó a balazos a su ex conviviente, de nacionalidad venezolana, y después se suicidó. Ella se salvó de morir, pero quedó herida y se recupera en un hospital.

Por: Trome

Eran las 11 de la mañana cuando la extranjera Anny Molina Urdaneta (37) estaba en su trabajo, un negocio de venta de ropa que funcionaba en el primer piso del establecimiento ubicado en el kilómetro 36 de la antigua Panamericana Sur.

Todo estaba tranquilo hasta que, según testigos, llegó D. F. M. (46), quien es sereno de ese distrito, pero estaba vestido de civil. Hubo una discusión y luego disparos que pusieron en alerta a asistentes a la tienda y transeúntes.

Según testigos, el hombre intentó matar a la mujer con un revólver que tenía escondido entre su ropa.

“Se escucharon tres tiros. El sujeto le disparó dos veces. Las balas le cayeron a la altura de la cintura. Ella salió corriendo a la calle y al ratito se escuchó otro disparo”, comentó la trabajadora de un negocio aledaño.

De acuerdo a la Policía, el hombre se disparó en el pecho.

Para leer más, pulse aquí