Gustavo Duque: Cambiar la estrategia política

“Si siempre haces lo mismo, no esperes resultados diferentes”, Albert Einstein.

La oposición venezolana se enfrenta a un año 2021 lleno de retos, uno de sus principales desafíos es reconocer con humildad que las estrategias políticas desarrolladas durante los últimos dos años no han generado los resultados esperados, como consecuencia esto ha causado más desesperanza e incertidumbre en toda la población que desea un cambio para el país, es por ello que se hace necesario diseñar un nuevo planteamiento político que sea realista, materializable en el tiempo, coherente y que esté orientado a contribuir plenamente con la superación de la profunda crisis política, institucional, económica y social que afectan día a día a todos los venezolanos por igual.

Está más que claro que la estrategia del todo o nada, de los atajos, de la invasión militar extranjera, del cortoplacismo, de la polarización política, de las apuestas a golpes de Estado o rebeliones militares, de contratar a mercenarios, de promover sanciones económicas a la nación, del mesianismo y personalismo político, de la exclusión, del fanatismo, de venderle sobre expectativas a la población, de la abstención electoral, de la Venezuela de las redes sociales, de los pronunciamientos inútiles y de poner toda las esperanzas en una comunidad internacional que cada día está más ocupada en sus propios problemas internos, todo esto, en los últimos años y en el hecho real, en nada han contribuido con la solución de la crisis venezolana, me atrevo a decir con toda responsabilidad que la mayoría de estos elementos mencionados, hasta han profundizado la situación que vivimos.

En política una cosa es lo que deseamos y otra cosa es lo que realmente podemos hacer.

Para diseñar una nueva estrategia, la oposición está obligada a entender esta realidad. Todos los sectores democráticos del país debemos interpretar el año 2021 como una nueva oportunidad para retomar el camino en el que realmente somos fuertes: la unidad colectiva, sincera y plural, la lucha por verdaderas garantías electorales, la defensa y conquista de nuevos espacios políticos, saber administrar las victorias y las derrotas políticas, la tolerancia hacia quienes piensan distinto, abandonar las plataformas digitales y salir con todos los mecanismos de bioseguridad a reenamorar a cada venezolano descontento con la oposición.

Desde el municipio Chacao seguimos trabajando con nuestra Fuerza Vecinal.

[email protected]