La UE lamenta la ejecución en EEUU de la primera mujer en décadas

REUTERS/Ralph Orlowski/File Photo

 

La Unión Europea lamentó “profundamente” la ejecución este miércoles en Estados Unidos de Lisa Montgomery, la primera mujer en ser ejecutada a nivel federal en más de seis décadas, y pidió que se revoquen otras penas capitales durante los últimos días de la saliente Administración de Donald Trump.

La ejecución por inyección letal se produjo en el complejo penitenciario de Terre Haute (Indiana), después de que el Tribunal Supremo levantase la suspensión que tan solo unas horas antes había ordenado una corte federal.

Los Veintisiete habían solicitado que se indultase a Montgomery “teniendo en cuenta el derecho internacional y las normas mínimas aceptadas internacionalmente que deben respetarse con respecto a las personas con trastornos mentales”, señaló el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), Peter Stano, en un comunicado.

Montgomery, de 52 años, fue condenada en 2007 por matar en 2004 a una mujer de 23 años que estaba embarazada de ocho meses y extraerle el bebé, que luego fue recuperado sano y salvo por las autoridades.

Sus abogados argumentaron durante el proceso judicial que sufría una enfermedad mental debido a los abusos sexuales que sufrió en su infancia.

La pena capital es “incompatible con la dignidad humana y el derecho a la vida, constituye un trato inhumano y degradante y no tiene ningún efecto disuasorio comprobado”, subrayó el portavoz del SEAE, y recordó que “los errores judiciales, inevitables en cualquier sistema judicial, son irreversibles”.

Esta ejecución, la primera de una mujer a nivel federal desde 1953, se produce a falta de una semana para que Joe Biden asuma la presidencia de EEUU.

Por ello, la UE pidió a la Administración estadounidense que “revoque su decisión de llevar a cabo las ejecuciones restantes a nivel federal durante los últimos días de la actual Administración”.

Stano constató que desde la reanudación de la pena de muerte federal en EEUU en julio de 2020, tras una pausa de 17 años, el mundo ha sido testigo “de un elevado número de ejecuciones” en Estados Unidos.

Estas ejecuciones contradicen el creciente impulso hacia la abolición de la pena de muerte en todo el mundo, así como la tendencia en los distintos estados de EEUU, que registraron la menor cantidad de ejecuciones en 37 años en 2020, según Stano.

La Unión Europea se opone “firme e inequívocamente” a la pena de muerte en todas las circunstancias y “no escatimará esfuerzos” para trabajar por su abolición en todo el mundo de acuerdo con el nuevo Plan de Acción de la UE para los derechos humanos y la democracia para 2020-2024. EFE