Mató a sus padres a machetazos en Wisconsin luego que intentaran evitar que abusara sexualmente de un niño

Jesús Medrano III mató a sus padres a machetazos en Wisconsin luego que intentaran evitar que abusara sexualmente de un niño

 

Jesús Medrano III de Kenosha, Wisconsin supuestamente mató a machetazos a su padre y a su madrastra cuando intentaron evitar que abusara sexualmente de un niño.

Por The Sun
Traducción libre de lapatilla.com

La policía presentó los cargos, luego que respondieron una denuncia el pasado 6 de enero “para investigar un posible delito sexual”. Cuando los agentes llegaron a la escena, descubrieron evidencia de una pelea y dos adultos muertos en la casa.

El fiscal de distrito del condado de Kenosha, Michael Graveley, comentó a las autoridades que Medrano trajo el machete “para evitar que alguien detuviera su asalto”.

Las víctimas fueron cortadas con el machete mientras intentaban detenerlo y murieron desangradas mientras estaban atrincheradas en un dormitorio.

Luego, el joven de 24 años intentó huir a pie. Cuando la policía lo atrapó, todavía tenía un machete en la mano que estaba cubierto de sangre. Después de ser detenido, Jesús pidió a la policía que le dispararan.

Jesús Medrano III de 24 años

 

El depredador está acusado de dos cargos de homicidio intencional en primer grado: Intento de agresión sexual en primer grado, abuso físico de un niño y causar daño corporal intencionalmente.

Según la denuncia, Jesús vivía en la casa con su padre y su madrastra, junto con una familia mixta que incluía a una niña de 15 años, un niño de 14 años, una niña de 10 años y los hijos propios de Medrano que incluía a una hija de un año.

Medrano confesó a la policía que había tenido pensamientos sexuales sobre uno de sus jóvenes familiares y esa noche entró en su habitación con la intención de agredirla sexualmente.

Compró un calcetín para amordazarla, manteniendo el machete cerca para usarlo en caso de que su padre intentara detenerlo.

Foto: Fox 6 News

 

Los niños intentaron llamar a los servicios de emergencia, pero tampoco pudieron, lo que provocó que los tres niños mayores salieran por la ventana para pedir ayuda a los vecinos.

El fiscal de distrito del condado de Kenosha, Michael Graveley, dijo: “La evidencia en este caso es extremadamente sólida. No solo hay una confesión, sino múltiples testigos oculares, incluidos los niños traumatizados que ven muchos de los actos que tienen lugar, y los supervivientes víctima de asalto que va a llevar estas cicatrices, obviamente, de por vida ”.

La fianza en efectivo para Jesús Medrano III se fijó en 2.5 millones de dólares el jueves y una audiencia preliminar está programada para el 15 de enero.