La guerra del combustible en Venezuela: Usuarios que requieren surtir contra militares que privilegian a quienes pagan en dólares

 Una fila d vehículos espera turno para surtir gasolina el 29 de diciembre de 2020, en Caracas (Venezuela). EFE/ Rayner Peña

 

Lo que ocurre en Anaco, en el estado de Anzoátegui, una población del oriente de Venezuela, es similar a lo que está sucediendo en todo el interior del país con el suministro de combustible; por una parte, la escasez, por otra, el negocio que de ello han hecho los militares y por las consecuencias que trae a todo un pueblo tener acceso a surtir sus vehículos de gasolina, lo que se ha convertido en un recurso principalísimo ante el deterioro y ausencia del transporte público.

Por Sebastiana Barráez / infobae.com

“Desde hace varios meses que el cronograma oficial emanado de la presidencia de la República no se cumple en esta tierra de nadie; la Guardia Nacional Anaco lo cambia a su antojo cada vez que les da la gana”, así empieza la misiva pública que el Comité de Usuarios del municipio Anaco, estado Anzoátegui, creado en Asamblea de Ciudadanos, le envía a Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, Tarek William Saab, al ministro Vladimir Padrino López, al comandante general de la Guardia Zavarse Pabón y al Inspector General de la Guardia Nacional.

Anaco es una pequeña ciudad, ubicada en sitio estratégico geográficamente hablando, en la vía de acceso entre la región Nororiental y el resto del país, lo que le da acceso fácilmente a los puertos de Guanta y Puerto La Cruz, también a Guayana y al centro de Venezuela, de manera que une a Barcelona con El Tigre y Ciudad Bolívar. Es centro de distribución de petróleo y gas natural.

El lunes 11 de enero del 2021, a las 8 am, se realizó una asamblea de ciudadanos en la concha acústica del bulevar Venezuela de Anaco, con asistencia de usuarios y víctimas del irregular servicio de suministro de gasolina. Así quedó constituido el Comité de Usuarios del municipio Anaco.

En la carta denuncian, ante las altas instancias gubernamentales, la grave problemática por la cual atraviesa el municipio Anaco, “con respecto a la irregular y descarada distribución de la gasolina”, dicen en la misiva.

Hay que destacar que en Anaco hay ocho estaciones de servicio. La GNB, para tratar de beneficiar a quienes les pagan en dólares por el combustible, la mayoría empresarios chinos y árabes, organizan las colas en alguna avenida amplia, que regularmente es en la Avd. Los Pilones, para recoger las cédulas de identidad del conductor; son 700 u 800 vehículos, uno detrás de otro, y según el día que por número de cédula de identidad les corresponde. Hasta ahí todo parece bien.

Desde hace mucho tiempo son inmensas las colas de combustible en Anaco

 

El problema se origina cuando la GNB muda la cola, previo a lo que han enviado para la estación de combustible elegida, a los empresarios y amigos que les pagarán hasta dos dólares por litro. Al resto de conductores le avisan a última hora, por alguna emisora de radio, dónde se va a surtir, por lo que esos 700 u 800 vehículos salen en carrera para tratar de llegar al lugar, causando choques y arrollamientos.

El drama

Destaca la comunicación que “durante la vigencia de las restricciones de horarios y de tránsito establecidas por efecto de la cuarentena, originada por el Covid 19, fallecieron varios pacientes, entre ellos niños, personal de salud y personas de la tercera edad por cuanto les fue negado, de manera inhumana y vil, el derecho a ser surtidos del combustible necesario para llegar al Hospital Dr. Luis Razetti, ubicado en la ciudad de Barcelona, a 100 kilómetros de Anaco”.

Surtirse de combustible se ha convertido en atropello para los anaquenses. Foto cortesía Luis Guervara

 

“Un ciudadano que dice ser enfermero, designado por los jefes locales de la GNB, a capricho rechazaba los informes emanados por médicos especialistas, tales como cardiólogos, oncólogos, gineco-obstetras, traumatólogos, etc, cuyas quejas fueron elevadas al Colegio de Médicos de Anzoátegui, sin obtener respuesta. En muchos casos los pacientes optaron por mudarse para la ciudad de Barcelona, otros, con peor suerte, fallecieron. Algunos que disponían de recursos económicos obtuvieron la gasolina por el precio de dos (2) dólares el litro y hasta más”.

Relatan que por parte de los jefes y de la unidad motorizada de la GN de Anaco “el ciudadano común está sometido a todo tipo de vejámenes en las inmensas colas, de hasta 700 vehículos por estación de servicio, para tratar de surtir el combustible: abundan las detenciones arbitrarias, despojo de documentos, maltratos físicos, ofensas, amenazas en lenguaje vulgar y soez que desdice mucho de lo que debe ser la formación del personal militar”.

Ya basta GNB

Más adelante refieren que “un capitán de la GN Anaco asesinó, de un disparo, a un vendedor de quesos e hirió gravemente a otro en la vecina población de Aragua de Barcelona, solo porque participaba en una protesta contra los hechos irregulares que acá narramos y que también fueron planteados a los directivos de la Asamblea Nacional Constituyente, de manera directa y en portales digitales de información”.

“Nos reunimos, en las instalaciones del Consejo Legislativo del estado Anzoátegui, con varios constituyentistas, miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la fenecida ANC, y les presentamos las denuncias de propia voz de las víctimas; nunca más supimos de ellos”.

Exigen que “la nueva directiva de la Asamblea Nacional investigue de manera inmediata la conducta de quienes han dirigido el puesto de la Guardia Nacional de Anaco en los últimos tres (3) años”.

Las estaciones de combustibles son custodiadas por militares

 

Uno de los hechos que consideran objeto de averiguación, además de las irregularidades mencionadas, es “la fórmula milagrosa como han obtenido, en tan poco tiempo, los bienes de fortuna que hoy ostentan, cómo adquirieron la flota de vehículos de lujo que descaradamente exhiben en el estacionamiento de ese puesto de comando, que no dudamos que sean producto de la venta irregular de la gasolina enviada para el pueblo y que ellos disponen a capricho para ser vendida en divisas, y en algunas ocasiones trasladada para las minas del estado Bolívar”.

Recuerdan que recientemente, y durante 15 días, “estuvo al frente de la distribución de la gasolina en Anaco un caballero militar, el coronel Delgado Carrillo, y el inventario de gasolina alcanzó para abastecer hasta a 630 vehículos diarios; sin embargo, en manos de estos señores ahora con suerte alcanza para 400, difícilmente con la regularidad diaria que les fue ordenada, el resto desaparece por arte de magia”.

Piden a las autoridades, mencionadas en la comunicación, que envíen “de manera perentoria, a Anaco, sendas comisiones para las asambleas de ciudadanos que nos comprometemos a convocar, en la oportunidad y lugar que ustedes decidan, eso sí, obviando a los representantes de las instituciones inútiles que se han hecho la vista gorda ante tales aberraciones cometidas. Otros han preferido mirar hacia otro lado a cambio de algunos litros de gasolina”.

La asamblea de ciudadanos

La Comisión de Usuarios de Anaco dirige una comunicación a las autoridades con 11 puntos

 

Destaca la comunicación que el resumen de las propuestas hechas en la Asamblea de Ciudadanos, fueron:

1. Evitar que los usuarios sean despojados de su documento de identidad (cédula laminada), lo cual es inconstitucional.

2. Evitar la filtración de información, ya que cuando avisan por los medios radiales sobre la estación de servicio donde serán surtidos ya existe gran número de vehículos en las colas, y siempre son los mismos vehículos de lujo, alertados previamente por funcionarios militares inescrupulosos.

3. Aumento del litraje a la cantidad de 120 mensuales por vehículos (directriz emanada del gobierno nacional) por placa y habilitar varias estaciones por grupos de placas por día.

4. Crear comisiones de delegados por grupos para supervisar, en conjunto, la medición de los tanques de almacenamiento con el Ministerio de Energía y Petróleo, y ejercer de esta manera la contraloría social donde se tenga conocimiento de la guía de despacho para saber cuánto es la totalidad del combustible que llega, dividirlo y de esta manera aumentar el litraje por carro según la cilindrada. Está información es manejada, a manera de asunto clasificado por la GN, lo cual se presta para los negocios turbios.

5. Se propuso un corredor vial único para recoger la cédula y evitar las carreras locas, que han ocasionado accidentes de tránsito con personas lesionadas y daños materiales.

6. Proponen dirigirse a PDVSA Guaraguao (Gerencia de Refinación Oriente), al comando de la ZODI (Zona Operativa de Defensa Integral) Anzoátegui y a todos los entes encargados para concertar reuniones y exponer las propuestas. También, que la comisión de usuarios se presente a la emisora 100.7 y a otros medios de comunicación, para exponer las propuestas y hacer de conocimiento público las gestiones que se han realizado y se van a realizar por el bien de todos los conductores.

7. Se denuncia la exclusión y discriminación, que practican municipios circunvecinos, contra conductores de Anaco, cuando necesitan surtirse de combustible en sus estaciones.

8. Se propuso crear una Oficina de Protección e Información al Usuario para atender las quejas y reclamos de los conductores, esa oficina debe estar conformada por usuarios responsables con ética, que reúnan a los delegados de los diferentes grupos; en ningún caso esa oficina debe funcionar en el comando de la Guardia Nacional.

9. Proponen revisar la reserva de los tanques de las estaciones de servicio, porque siempre argumentan que tienen que dejar una reserva de 5000 litros y de reserva en reserva se llenan los tanques y nadie sabe a dónde va esa gasolina. También, supervisión y contraloría social en conjunto con el Ministerio de Energía y Petróleo en ese sentido, ya que hasta la estación de servicio que vende a precio internacional la manejan sin ningún tipo de control ni transparencia.

10. Se propuso llevar los oficios a los canales regulares de gobierno, incluyendo a autoridades locales, regionales y nacionales, y de no obtenerse respuestas oportunas, ejecutar acciones pacíficas de calle, observando siempre las medidas de bioseguridad emanadas de la Organización Mundial de la Salud y del gobierno nacional.

11. Se planteó que cada grupo de placas tendrá dos (2) delegados en la Comisión de Usuarios y Usuarias. Estos delegados multiplicarán la información a su grupo. Se busca organizar a la comunidad para el sosiego y tranquilidad de todos.

Finalmente, se propuso sacar el grave problema de la irregular distribución de gasolina del ámbito territorial de Anaco y plantearlo ante autoridades nacionales, además, solicitar investigaciones penales, civiles y administrativas al respecto.