Billie Eilish valora la importancia de tener una mente abierta

Billie Eilish posa en la sala de prensa con los premios al mejor álbum y al mejor álbum vocal pop por “We All Fall Asleep, Where Do We Go?”, Mejor canción y disco para “Bad Guy” y mejor artista nuevo en la 62ª edición del Grammy. Premios en el Staples Center el domingo 26 de enero de 2020 en Los Ángeles. (Foto AP / Chris Pizzello).

 

Billie Eilish tuvo una infancia muy peculiar, pero algo sobre su forma de pensar cambió su forma de ver la vida y la transformó en una chica de mente abierta y tolerante.

Por nacionrex.com

La originaria de Florida tuvo una infancia diferente a la de otros niños, además de ser educada en casa y tener dotes para la danza, la cantante de “Bad Guy” siempre ha demostrado tener un sentido muy sensible para el arte.

Billie Eilish no siempre fue la chica segura y con ideales inquebrantables de ahora, en su infancia era una pequeña con una fe muy fuerte. Aunque su familia no compartía sus creencias, respetaron la forma en que se desarrolló, pero con el tiempo, su vida dio un giro de 180 grados y valora la importancia de tener una mente abierta.

La estrella ganadora de los GRAMMY ha atravesado por episodios difíciles en su vida, desde trastornos como la dismorfia corporal y una lucha contra la depresión, pues desde los 17 años goza de una fama mundial viral, pero también es blanco de las críticas y de la objetivación corporal.

A pesar de que ha sido juzgada por su edad, Billie Eilish considera que sus experiencias y forma de ver la vida son importantes, desde entonces, su forma rebelde de ser la ha ayudado a defender sus opiniones y sus creencias, pero no siempre fue así.

En el proyecto radial que realizó con su padre, “Me & Dad Radio” de Apple Music, Billie Eilish compartió que durante su infancia era una niña muy religiosa, aunque nunca tuvo ninguna influencia familiar, pero era algo en lo que creía mucho; sin embargo, con el tiempo dejó de hacerlo.

Leer más en Nación Rex