Este #18Ene se conmemora el Día Más Triste del Año

Este día 18 está marcado en el calendario de las conmemoraciones internacionales, como The Blue Monday (El Lunes Azul), un calificativo en el que, azul, tiene que ver con la tristeza, más que con el color. De hecho, a este tercer lunes, se le llama el día más triste del año, o Lunes Triste, que tiene que ver con el estado de ánimo de muchas personas. Y tiene su explicación.

Por Humberto Contreras / lanacionweb.com

Cliff Arnall, psicólogo, indica que, en efecto, según supuestos estudios, el tercer lunes de enero de cada año, es el día más triste del año. Y explica que, después de los excesos navideños, muchas familias, o individualmente, personas, no se han recuperado aún, ni económica ni emocionalmente.

A esta fecha, dice, los propósitos del nuevo año se antojan muy complicados. Las personas ya se han dado cuenta de que las cacareadas metas propuestas para el año que recién comenzó, se antojan imposibles o lejanas, lo cual, dice el especialista, puede generar una profunda decepción.

Así nació la expresión en inglés Blue Monday, o Lunes Triste, españolizada como ha sido.

Cómo se inició

Arnall realizó un estudio para determinar cuál era el peor día del año, como fundamento para una campaña publicitaria encargada por una importante agencia de viajes. Su conclusión fue que el día más deprimente o pesado del año, sería el tercer lunes de cada enero, sensación que, según su estudio, es generado por los excesos navideños, la frustración producida al concienciar la imposibilidad de poder cumplir los propósitos prometidos de año nuevo y la falta de motivación.

Para llegar a esa conclusión, desarrolló una fórmula matemática, un poco complicada para la mente común, fórmula que ha sido muy criticada, como es lo normal, pero que, según sus cuentas, le indico que es el tercer lunes de enero, el día más triste. Así, el término se creó en 2005. El sicólogo marcó esta fecha en su calendario, como día más apesadumbrado.

El concepto ha sido desacreditado por muchos científicos, según quienes su deducción, no muestra principios metodológicos, pero Arnall, insiste en que entre los factores que influyen en esta fórmula matemática, están el clima, la llamada ‘cuesta de enero’, tiempo transcurrido desde la Navidad, en el que las personas desisten de sus propósitos de Año Nuevo. Y para este año, la influencia de la pandemia, es un ingrediente importante.

Pero lo cierto es que el Lunes Triste es un hecho cada año. Por las redes circulan miles de mensajes de ánimo para sobrellevar este «día tan deprimente» e incluso algunos medios de comunicación publican notas al respecto, y algunas marcas comerciales, aprovechan el tirón de este día para ofrecer descuentos supuestamente destinados a “levantar el ánimo de los consumidores”.

Todo ello, por supuesto, ayuda a auspiciar la tristeza en personas sensibles.

Pero, de verdad ¿te sientes triste?

De acuerdo con el equipo de psicólogos de la web TherapyChat, plataforma líder en psicología online en España, «dada la complejidad de este sentimiento, existen diversos tipos de tristeza cuya categorización dependerá de por qué se manifieste y los efectos que tengan en nosotros.”

Agrega que “una parte fundamental para poder superar este sentimiento es identificar el tipo de sentimiento que estamos experimentando». Y actuar en consecuencia.

La mencionada plataforma sugiere consejos para superar ese estado de ánimo, tales como mantener el contacto con las personas más queridas, a través de videollamadas, ya que el sonido de esa voz genera un efecto emocional muy positivo en la persona.

También ayuda, dice, pensar en algo motivador para el tiempo presente, para hoy. O sea, para superar la tristeza no debes centrarte en el próximo fin de semana, sino en el hoy. Busca un momento que te ilusione hoy, como por ejemplo, el rato en el que vas a disfrutar tu merienda o el momento que vas a dedicar a tu persona, luego de terminar el trabajo, sea en la oficina o en tu casa. Visualiza esos momentos, cualquiera sea, y espéralo con ilusión.

Otras recomendaciones sugeridas por la misma web, se refieren, por ejemplo, a jugar con los colores al vestirse, disfrutar de las zonas verdes más próximas, plasmar tus reflexiones en un papel, o bien, cerrar los ojos y hacer un ejercicio mental de gratitud. A Dios, al Universo, a la Vida, a alguien, o a ti mismo.

Es una actividad que te ayudará en el propósito de superar los momentos de tristeza. Y que hoy no sea el día más triste para ti.