Sin bioseguridad y sin permisos sepultan a personas fallecidas por coronavirus en Táchira

Sin bioseguridad y sin permisos sepultan a personas fallecidas por coronavirus en Táchira

 

 

Preocupados se sienten los vecinos del municipio Cárdenas, ante la sepultura de fallecidos por covid-19 sin cumplir con las normas de bioseguridad establecidas para ello y además sin estar permisados de realizar algún traslado hacia ese entidad.

Maryerlin Villanueva // La Prensa de Táchira

Y es que quienes habitan en la calle nueve del sector Monseñor Briceño, denunciaron que desde hace varios meses, el personal del campo santo, ha enterrado a personas que lamentablemente murieron a causa del virus, olvidando que el traslado de éstos mismos, se encuentra prohibido por parte de las autoridades regionales.

Rina Orozco, quien reside en la zona, calificó como grave la situación al notar que los trabajadores no respetan la normativa por la autoridad única de salud en el estado Táchira, Amelia Fressel quien manifestó que la sepultura solo sería realizada en San Cristóbal.

“Aquí se entierran en fosas, es decir, en tierra, pero los huecos son de dos metros apenas de profundidad, cuando deberían ser seis, a ello se suma que estos terrenos están cediendo” expresó.

Recordó que Cárdenas, es el segundo municipio con más contagios de la región, cuyos casos podrían incrementarse “porque esos cuerpos cuando comienzan a descomponerse esos gases suben al aire, y nosotros como comunidad, tememos que el contagio sea atmosférico” dijo Orozco.

Por ello, pidió la ayuda a las autoridades municipales y regionales, a que se investigue estas denuncias y se ejecute un plan de desinfección en esta jurisdicción a fin de evitar la expansión del coronavirus.

“Esto debe hacerse en el casco central de Táriba, pues es éste el lugar más concurrido por los habitantes del municipio, quienes siempre tienen que hacer alguna diligencia pues allí está la zona comercial de Cárdenas” apuntó.

Roedores

La vecina Neymar Orozco, manifestó sentirse nerviosa por la situación, ya que teme que tanto su núcleo familiar como ella, puedan contagiarse y peor aún, agravarse por complicaciones.

“Es necesario la intervención de los organismos de seguridad, para que esto no siga ocurriendo más, ya que seríamos muchas las personas afectadas” dijo.

Explicó que el campo santo se convirtió en un foco de contagio, donde hay numerosa urnas que fueron desechadas y que ahora se volvieron un nido para ciertos animales, entre ellos ratas.

“Tenemos muchísimas cucarachas, las cuales en la noche se entran a mi casa y ya no sé qué hacer con eso, estoy desesperada con esos animales que salen del cementerio para acá” acotó.

Creolina, gasolina, entre otros líquidos, son usados para limpiar la zona, puesto que personas inescrupulosas se han dado a la tarea de colocar bolsas de basura en los alrededores de este sitio.

“No la pasamos quemando, y cuando lo hacemos, eso suena como cotufas, es horrible lo que estamos padeciendo” añadió.

No respetan

José Contreras, comentó que los sepultureros no usan trajes de bioseguridad a la hora de enterrar un cuerpo, donde “no se les ve un guante, un tapabocas, ni nada, incluso, los hemos visto improvisando con bolsas tobitas como traje” agregó.

Denunció que los habitantes siguen sin atacar las medidas de bioseguridad, pues muchos salen a las calles sin el uso adecuado del tapabocas, y sin cumplir el distanciamiento social.

Lamentó que el alcalde Richard González no se aboque a solucionar la problemática tanto la del cementerio como la basura, pues afirmó que el servicio de recolección de desechos sólidos no se cumple de forma regular.

“Aquí pasa la gente y pone las bolsas como si esto fuera un vertedero, generando más contaminación de la que ya hay y esto no puede seguir así, debe existir más control para ello” concluyó.