Arabia Saudita busca dejar de usar crudo para la generación de energía eléctrica doméstica

Un hombre camina por una calle junto a un campo de paneles solares en la Ciudad de las Ciencias y Tecnología Rey Abdulaziz, en la Estación de Investigación Al-Oyeynah, en esta foto de archivo del 21 de mayo de 2012. REUTERS / Fahad Shadeed

 

Arabia Saudita está trabajando para reemplazar el uso de líquidos derivados del petróleo para la generación de energía con energía solar y gas natural, informó Argaam el lunes, citando al ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman.

Por Charles Kennedy para Oilprice | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Como parte del programa ‘Sostenibilidad de la demanda de hidrocarburos’, el mayor exportador de petróleo del mundo tendrá como objetivo reemplazar el petróleo, que todavía quema para obtener electricidad, con energía solar, dijo el príncipe Abdulaziz bin Salman en una reunión para describir la estrategia del ministerio de energía saudita.

“El programa se ubicará entre las iniciativas más importantes, dado su valor agregado a la economía nacional y su capacidad para detener el derroche financiero del país”, señaló Argaam.

Reemplazar el petróleo con energía solar para la generación de electricidad liberaría más petróleo para el principal productor y líder de facto de la OPEP, Arabia Saudita, para exportar. Esto podría dar al Reino aún más influencia en el mercado mundial del petróleo y ayudarlo a obtener más ingresos de las ventas de petróleo crudo, a pesar de las constantes garantías de que la diversificación económica fuera del petróleo está en marcha.

En el evento del lunes, el príncipe Abdulaziz bin Salman también señaló que Arabia Saudita hizo “grandes esfuerzos” para equilibrar el mercado petrolero el año pasado, según Argaam.

El año pasado, Arabia Saudita emprendió una breve e inoportuna guerra de precios del petróleo con Rusia después de que dos amigos / enemigos no estuvieran de acuerdo en marzo de 2020 sobre cómo administrar el suministro de petróleo al mercado en un momento de colapso de la demanda en la pandemia. Después de que Arabia Saudita y Rusia volvieran a las negociaciones y sellaron un nuevo pacto OPEP + un mes después, ambos líderes de la alianza tuvieron que recortar su producción mucho más de lo que habían discutido en marzo.

Este trimestre, la demanda mundial de petróleo y el mercado todavía se tambalean debido al COVID que aún se está extendiendo, y Arabia Saudita abandonó, esta vez, su insistencia en que todos en la OPEP + asuman su parte de la carga para reequilibrar el mercado. El Reino anunció un recorte unilateral sorpresa de 1 millón de bpd de su producción de petróleo crudo en febrero y marzo.