“Hay más víctimas”: El temor del abogado de la venezolana atacada en Argentina

Foto: Clarín.

 

El abogado de la joven venezolana de 18 que denunció haber sido “drogada” y violada en su primer día de trabajo dijo este miércoles que “hay más víctimas” y solicitó la detención del acusado, un hombre de 35 años que se dedica a la venta de uniformes médicos en el barrio de Once.

Por Clarín

“Tenemos las lesiones realmente comprobadas, lesiones muy graves, que dejan secuelas, mas allá de los golpes y heridas. Por lo tanto creemos que está mal la carátula de abuso simple, en la medida que hubo acceso carnal, que es uno de los agravantes que pone el código”, explicó el abogado Pablo Baqué.

Todo ocurrió el sábado cerca de las 15.20, cuando la víctima, de nacionalidad venezolana, fue citada a un local de Paso 693 para una entrevista laboral que había coordinado unas horas antes por Facebook. El hombre que ofrecía el puesto decía llamarse “Santiago”, aunque ese no era su nombre real, según se supo después. En reiteradas oportunidades el hombre le ofreció tomar algo, vasos de gaseosa, agua y hasta vodka.

“Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada”, expresó la víctima en un chat que le envió a su madre, en la dirección en dónde se encontraba. “Me pareció aún más extraño cuando veo que le pasa el candado a las persianas, cierra todo con llave e inmediatamente le mando un mensaje a mi mamá porque tenía miedo y veo que estaba cerrando todo”, relató la víctima en una entrevista con el canal internacional TVV Noticias.

Antes de que terminara de bajar la persiana, según contó, la joven iba a tomar agua de un filtro que había cuando de repente ingresaron clientas a las que tuvo que atender. Cuando regresó, ya tenía un vaso servido, lo tomó y sus manos empezaron a dormirse.

Enseguida llamó a su hermana, ella la atendió pero ya no pudo hablarle. “Vi que la llamada estaba corriendo pero ya no le pude hablar, ni decir absolutamente nada porque sentí que me dormí”, relató. La hermana avisó a su madre, que estaba cerca del comercio, ella a su vez avisó a la policía que, al llegar al lugar, vieron que estaba cerrado.

Tras varios llamados, ingresaron y encontraron a la chica inconsciente y con el torso desnudo, tirada en una escalera. Al lado estaba el dueño del negocio, identificado por sus iniciales como I. H. G. M., que fue detenido y horas más tarde liberado.

Según explicó el abogado de la joven, “al parecer era como una especie de modus operandi de publicar en estos grupos de venezolanos y tenemos la información que hubo otras personas que asistieron a estas entrevistas a los que les ha propuesto salidas y otras cosas”.

“En principio, por ahora no hubo denuncias, estamos tratando de recolectar esa información y estamos pidiendo que si hay más víctimas se acerquen e involucrarlos a la causa”, agregó.

Según confirmaron a Clarín fuentes policiales, no hay nuevas denuncias ni tampoco un pedido de detención contra el hombre que alquilaba el local. Baqué contó que la joven está “muy mal porque además está encerrada en su casa cuando el violador está libre”.

“Mas allá de las lesiones, el miedo de salir, el violador tiene el domicilio de la victima, todos los datos personales, el teléfono de la madre. No se le ha puesto todavía la consigna policial, estamos pidiendo que se le de la consigna, el botón antipánico”, reclamó.

Baqué confirmó que en una imagen de video, que ya tiene la fiscalía, se ve que la chica “salió con una remera de él dada vuelta, el hombre intentó lavarla, son circunstancias que nos hace pensar que no tiene que estar en libertad en este momento”.

La causa quedó a cargo del Juzgado Criminal y Correccional 15 a cargo de la jueza Karina Zucconi, quien imputó al hombre por el delito de “abuso sexual simple”, y le concedió la libertad, aseguraron las fuentes. Por otra parte, la madre de la víctima afirmó que recibió varios comentarios de que el atacante hizo lo mismo con otras jóvenes.

Por esa razón, pidió a las mujeres que fueron víctimas que “tengan la valentía” y que lo denuncien, ya que “hay personas que pueden ayudarlas”.

Por último, la familia convocó para este jueves a las 10.30 a una “marcha pacífica” en el lugar del hecho para pedir justicia y que el imputado sea detenido nuevamente.