Salesianos de Fiesta por San Juan Bosco, “Padre y Maestro de La Juventud”

Don Bosco

 

 

Este 31 de enero se celebra anualmente su festividad, fecha en la que murió en el año 1888 en Turín. Todos los salesianos viven el día con alegría, siempre tendiéndole la mano a más necesitado donde desde los jóvenes hasta los santos padres hoy siguen renovando el compromiso de vivir el carisma salesiano en Venezuela y el mundo.

Por Cesar Saavedra / lapatilla.com 

Hoy más que nunca a todos los salesianos los mueve la esperanza para continuar abriendo nuevos caminos, trabajar por la paz, siendo profetas de la fraternidad, sintiendo la compañía de Dios, apostando siempre por los jóvenes sabiendo que Dios tiene la ultima palabra.

En la inminencia de la muerte de Don Bosco, un día como hoy la noticia fue difundida en toda la Congregación”. Valdocco reclamaba la atención, incluso desde las regiones más lejanas, la de todos los salesianos.

Vinieron por entonces en aquellos días muchos salesianos de lugares lejanos. Los primeros hijos, los más ancianos, ¡estaban llenos de tristeza! Resignados, si, pero se sentía el dolor en las caras de todos. El Papa había enviado su bendición; llegaron cartas y telegramas de todas partes. Muchos, no pudiendo ser recibidos, se iban a los lugares altos y miraban por las ventanas; se rezaba continuamente; y se encendían velas y lámparas en el Santuario de María Auxiliadora“.

Pero Don Bosco no volvió ya atrás con su salud. Le sugerían repetir jaculatorias y le decían: “Don Bosco, diga: ¡María Auxiliadora, obtenme la gracia de recobrar las fuerzas, de curarme!”. Pero él no quiso repetir esa oración para mostrarse completamente confiado en la voluntad de Dios. Sin embargo decía: “Señor, que se haga Tu Voluntad“.

Los médicos habían declarado ya imposible la cura de Don Bosco: y no obstante todos esperaban. ¡Quién ama siempre espera!.

El día 30 de enero ya no hablaba. A todos nosotros muchachos nos hicieron pasar delante de él. Extendido sobre la cama con las manos fuera, parecía que ya no entendiese; tenía una estola violeta al fondo, a los pies. Algunos le besaban las manos, algunos los pies, otros lloraban, otros besaban las ropas de la cama. Aquella noche ninguno durmió. Y había un silencio y una paz, que era todo una oración. Todos oraban. Se sentía algo extraordinario, todos estábamos con una gran expectativa.

Y he aquí que, mientras tocaba el Ave María del 31 de enero, Don Bosco moría. Por la mañana, por lo general a las 5, tocaba la campana de María Auxiliadora el Ave María. No sé por qué, aquella mañana, el Ave María sonó a las 4 y media; a las 4 y tres cuartos moría Don Bosco con sus ultimas palabras, “Digan a mis jóvenes que los espero en el paraíso“.

Un relato de Don Luigi Orione, alumno de Don Bosco.

Así un pequeño recordar de la vida y obra de un hombre Santo de buen corazón, Juan Melchor Bosco mejor conocido como “Don Bosco”.

Juan Melchor Bosco mejor conocido como “Don Bosco”, ha sido un sacerdote, maestro y escritor italiano que desplegó un destacado rol en la educación, dando su vida especialmente por los niños y jóvenes más carenciados durante el siglo XIX.

Creador de la congregación Salesiana, una de las más importantes a nivel mundial.

Fue declarado Santo en el año 1934 por la iglesia católica.

Bosco, nació el 16 de agosto de 1815 en I Becchi, Reino de Piamonte-Cerdeña

Su infancia estuvo marcada por la muerte de su padre, situación que hizo que trabajara arduamente desde pequeño para colaborar en la hacienda familiar.

En el año 1841 se ordena finalmente como sacerdote y al año siguiente funda el Oratorio de San Francisco de Sales.

A partir de ese momento destinó todos sus esfuerzos a la creación de instituciones que se ocupasen especialmente de la educación de los niños pobres y de darles un mejor destino a partir de la formación en diferentes oficios y en la vida cristiana, entre ellas se destacan: La Congregación Salesiana, la Asociación de Salesianos Cooperadores y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, la rama femenina de la congregación que fundó.

Además de enseñar e impulsar la educación, Bosco, se destacó como autor de diversas obras en las cuales por supuesto volcó toda su experiencia y filosofía.

Cabe destacar que en la actualidad la comunidad salesiana es una de las más grandes e importantes del mundo llegando a disponer de centros, casas hogares, colegios y parroquias en más de cien países.

Salesianos en Venezuela

 

 

Como bien se ha dicho, la experiencia salesiana en este país es toda una “aventura” que merece ser contada. Desde que siete salesianos, emprendieron viaje desde Turín para instalarse en Caracas y Valencia, comienzan a hacer la historia que consagraría una primera fecha, el 19 de noviembre de 1894, cuando estos pioneros salesianos llegan al puerto de La Guaira.

Después de un cariñoso y muy cálido recibimiento por parte de autoridades y feligreses se instalaron en una casita de El Valle, en aquella época una población distante de la capital. En Valencia, sus inicios fueron igualmente humildes, pero también acompañados por la generosidad y gentileza de la gente.

Poco a poco, con grandes sacrificios, mucha determinación y el respaldo activo y constante de importantes grupos de laicos, primeros cooperadores de la obra salesiana en Venezuela, esa visionaria y extendida labor en beneficio de la niñez, la juventud y la familia venezolanas, es hoy una extraordinaria realidad.

Hoy, bajo la ayuda de la familia salesiana, más de 100 iniciativas dan vida a las comunidades a lo largo y ancho del territorio nacional. Los alumnos egresados de los centros educativos salesianos se distinguen en todas y cada una de las áreas del quehacer del país. Donde menos uno se imagina hay un venezolano que recibió formación integral en colegios o escuelas salesianas. Los sacerdotes y religiosas de esta congregación llevan el ideal de Don Bosco en el alma, a la Virgen María Auxiliadora grabada en la frente.

La parroquia María Auxiliadora – Sarría Santuario Nacional ubicada en Caracas, Venezuela.

Fuente: Capilla María Auxiliadora, Caracas [Fotografía] (1920 c.), Caracas en Retrospectiva [Foro digital].

 

Por decreto dado en Roma el 24 de enero de 1926 por el santo padre papa Pío XII y promulgado por su Eminencia el Cardenal Merry de Val, esta iglesia de María Auxiliadora ha sido agregada a la Basílica de San Pedro en Roma.

Foto: Cesar Saavedra-lapatilla.com

Esta parroquia es reconocida por sus jóvenes que prestan servicio llevando de la mano las enseñanzas de Don Bosco en distintos grupos como: Oratorio Salesiano Miguel Magone, Monaguillos Domingo Savio, Coro Domingo Savio, Casa hogar Don Bosco, Jóvenes Profetas, Infancia Misionera y Scouts. Junto otros grupos como ADMA, salesianos cooperadores y laycos voluntarios.

Jóvenes que continúan apostando a la evangelización, construcción y recreación para seguir siendo “Buenos Cristianos y Honrados Ciudadanos”.

 

 

Ya, estos Muchachos a pesar de la pandemia ahora más que nunca buscan otros métodos para seguir tendiéndoles la mano a los más necesitados y contribuyendo al crecimientos de conocimientos dando lo mejor de si por amor a Dios, María Auxiliadora y Don Bosco.

Les recuerdo que al lado de la parroquia está la casa de estudio Colegio San Francisco de Sales, mejor conocido como el “Salesiano”.

El salesiano tiene 126 años de historia, primer colegio salesiano fundado en Venezuela.

En sus comienzos, fue un internado de puros jóvenes masculinos, con base de estudios y talleres como, carpintería, electricidad, literatura, entre otras.

Muchas juventud salesiana rodea Caracas y en cada estado de nuestro país, donde cada 4 años se reúnen todos en el “Campo Bosco”, como hermanos, compartes experiencias y actividades que enriquecen a todos.

Parte de la experiencia 2019
Foto: Cesar Saavedra-lapatilla.com