Elio Morillo, inmigrante hispano que forma parte de la misión exploratoria de la Nasa

El guayaquileño trabaja en el proyecto MARS 2020 verificando la aviónica, las cargas útiles y el software del Rover Perseverance. CORTESÍA

 

Elio Morillo trabaja como ingeniero de banco de pruebas del sistema Mars 2020 (Marte 2020) en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, entidad que el pasado 30 de julio, logró despegar el Rover Perseverance hacia Marte en busca de rastros de vida antigua. Él cuenta a EXPRESO su historia de vida y los aspectos importantes de esta misión espacial.

Por EXPRESO

Bajo el sol guayaquileño de 1993, Elio nació en el seno de una familia liderada por una madre soltera dedicada por muchos años a la docencia, un hecho que jugó un papel trascendental en la vida de este joven ingeniero. Ya con cinco años y debido al estallido social y político que vivió Ecuador al final del último milenio, Elio junto a su familia tomaron la decisión de emprender un viaje hacia Nueva York, Estados Unidos, en busca de nuevas oportunidades. Fue allí que el experto en mecánica espacial aprendió a escribir en inglés y español al mismo tiempo, entre las lecciones de su escuela de Brooklyn y las de su mamá, quien se dedicaba a la limpieza de casas en ese entonces.

Me crié en un hogar en el que los escasos recursos no me permitieron tener televisión por cable o internet hasta casi mi mayoría de edad. Pero eso nunca fue un obstáculo.

Tras dos años en la capital del mundo, una serie de eventualidades familiares condujo a Elio hacia Puerto Rico de la mano de su mamá, en donde terminó de crecer los años siguientes, razón por la cual mantiene un característico acento ‘boricua’ en la actualidad.

Sin embargo, él no olvida sus orígenes y mostrando una camiseta del Guayaquil City dice sentirse un guayaco más que es “fanático del encebollado y el seco de pollo”.

Durante su etapa en la isla caribeña, el representante ecuatoriano de la NASA ya mostraba un gran interés en el espacio y en las tecnologías que podrían ser útiles para poder llegar a planetas aún por descubrir, formando el sueño y la convicción de que algún día trabajaría en el tipo de proyectos en los que está involucrado hoy.

Años después regresó junto a su mamá a Nueva York, en donde su esfuerzo en los estudios le condujo hacia una oportunidad brindada por uno de sus mentores, un profesor de química de sus últimos años de colegio, quien lo invitó a participar en una investigación sobre agujeros negros.

Ese hecho marcó un antes y después en su vocación hacia la ciencia y las tecnologías espaciales, dando como fruto una formación de bachillerato en Ingeniería Mecánica y un Masterado en Diseño e Ingeniería de sistemas espaciales en la Universidad de Michigan.

Durante esos años de formación, Elio tuvo algunas oportunidades laborales que lo condujeron hasta la NASA,la agencia aeroespacial más importante del mundo, lugar en donde hoy trabaja verificando la aviónica, las cargas útiles y el software del Rover Perseverance que viajó a Marte, para garantizar que las operaciones en ruta y en la superficie en el planeta rojo estén completamente caracterizadas.

Pero ha llovido mucho desde las primeras misiones de la NASA a Marte, antes del proyecto del que es parte el guayaquileño. Misiones que han dado un gran aporte para entender cómo viajar por el espacio y plantear nuevas hipótesis sobre el planeta rojo:

Mas la pregunta continúa siendo la misma: ¿realmente existió vida en Marte? se trata de una incógnita por resolver que es el gran objetivo del robot Perseverance de Mars 2020. Para encontrar una respuesta, la NASA llevará varios instrumentos que ayudarán a identificar rastros biológicos a través de imágenes y análisis químicos.

Para continuar leyendo, haga clic en el siguiente link.