Gobierno de Biden pide aumentar presión multilateral contra el régimen de Maduro

IMAGEN DE ARCHIVO. El presidente electo Joe Biden durante una conferencia de prensa en Wilmington, Delaware, EEUU, Enero 15, 2021. REUTERS/Kevin Lamarque/

 

 

 

El portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Ned Price, ratificó el compromiso del Gobierno de Joe Biden para ejercer toda la presión posible hasta que el dictador Nicolás Maduro salga del poder y se restablezca la democracia en Venezuela.

CCN

“Creemos que Maduro es un dictador, que Maduro es corrupto, que Maduro es responsable del sufrimiento de su pueblo. Y seguiremos apoyando las aspiraciones democráticas del pueblo venezolano”, declaró el alto funcionario del Departamento de Estado.

Price repudió que el régimen haya expulsado a la embajadora de la Unión Europea en Caracas.

“El régimen de Maduro ha quitado a uno de los campeones internacionales que defienden la democracia y derechos humanos del pueblo venezolano. Esta acción solo aislará aún más al régimen de Maduro, y el mundo permanece unido para pedir un retorno a la democracia en Venezuela”, afirmó

De igual forma, el funcionario estadounidense indicó que esta acción contra la embajadora de la UE en Venezuela, es una represalia por las sanciones impuestas por el bloque europeo a 19 personas vinculadas a la dictadura de Maduro y a su fraude electoral del pasado 6 de diciembre.

“Estamos comprometidos a trabajar con nuestros socios en la comunidad internacional, que incluye, por supuesto, Europa, pero que también incluye socios en este hemisferio, para promover la rendición de cuentas por estos abusos de derechos humanos”, acotó.

En este sentido, Price agregó “hemos visto que los abusos contra los derechos humanos continúan aumentando a manos de Maduro y sus aliados. Han utilizado la violencia para mantener el control y socavar aún más la democracia. Y el resultado es que millones de venezolanos están sufriendo como consecuencia”.

Por último, la administración Biden pidió a la comunidad internacional que se fortalezca la coordinación para reconstruir la presión multilateral, que pueden incluir sanciones selectivas contra los responsables de la corrupción y los abusos de los derechos humanos en Venezuela.

“Creemos firmemente que la acción coordinada con nuestros aliados y socios, en este hemisferio, en Europa y en otros lugares, es crucial para apoyar al pueblo venezolano en su trabajo para construir el futuro democrático que tanto se merece”, concluyó.