Vicente Brito: No se observa disposición de modificación al socialismo siglo XXI

Vicente Brito – red por la defensa al trabajo, la propiedad y la constitución

 

 

En los últimos meses hemos venido escuchando a diversos voceros oficiales, manifestando que se van a llevar adelante propuestas y consultas con distintos sectores que componen la vida nacional, para alcanzar acuerdos y mejorar la complejidad en el cual se encuentra la nación Venezolana, rectificando y llevando adelante los cambios necesarios para superar las dificultades por las cuales atraviesa la nación.

Por: Vicente Brito

Las expectativas creadas no han sido correspondidas por los responsables de llevar adelante estas decisiones, ya que en sus manos se ha venido ejerciendo el poder del estado con decisiones que han resultado antagónicas al interés nacional, las cuales nos han conducido a la serie de limitantes y calamidades que están afectando al país en: lo social, económico y político. Bajo el modelo denominado Socialismo Siglo XXI.

Las decisiones públicas tomadas durante estos 21 años han sido en su mayoría contrarias a lo esperado por la mayoría de los venezolanos, vamos a realizar un sumario considerando las de mayor trascendencia e impacto en nuestra forma y calidad de vida.

EN LO SOCIAL. Podemos determinar las actuales desmejoras en nuestra calidad de vida al comparar sus cambios tenidos en los últimos 76 años desde el año 1945, desde esa fecha se lleva buena parte de la base estadística de los distintos niveles de ingresos, costo de vida, pobreza y consumo de las familias Venezolanas. Para lo cual hemos tomado como referencia los datos recogidos por organismos públicos nacionales, organizaciones internacionales y asociaciones civiles. Es necesario resaltar que los ingresos salariales de los trabajadores Venezolanos alcanzaron niveles que los llegaron a ubicar dentro de los 10 mejores pagados del mundo. El consumo también alcanzó el segundo del continente, con un costo de vida muy bajo al no estar estos afectados por ningún proceso inflacionario y haber sostenido por varias décadas un dígito, en algunas ocasiones pasaron varios años sin aumento significativo de precio de los productos, los niveles de pobreza fueron bajos al los ingresos familiares estar dentro de los más altos del continente y el mundo. Si hubo en algunas circunstancias desmejoras pero de carácter temporal que fueron corregidas en su momento por los distintos gobiernos de turno. Al analizar el ingreso per cápita este se mantuvo también en casi todo ese tiempo de los más altos del mundo. Cuando analizamos las razones de las desmejoras actuales están relacionadas al poco resultado obtenido en los distintos programas públicos aplicados a pesar de que se utilizaron para ello grandes recursos, cuyos bajos resultados han causado desmejoras en la calidad de vida de la población, lo podemos observar en cada uno de los planes efectuados y sus consecuencias sociales.

ECONÓMICO. El modelo denominado Socialismo Siglo XXI, el cual al ser aplicado en la toma de empresas y tierras privadas, redujo el sector productivo nacional en niveles de toneladas producidas en 6 años a un 20% de los que se obtenía en el año 1998, Sus resultados fueron negativos en cada uno de los distintos programas implementados, el de mayores caída fue en la producción de alimentos denominado Agro Venezuela, al cual se le otorgaron grandes recursos, lo logrado en 10 años fue una disminución de su capacidad productiva a nivel de las tierras y empresas donde se implementaron, desmejorando con una caída entre un 75% y 90% de los volúmenes producidos de cuando estas empresas y tierras estaban en manos privadas. El monto es casi similar al que se invirtió en el campo Argentino por el sector privado entre 2010 y 2018, con la diferencia que Argentina es hoy el noveno exportador mundial de alimentos y nosotros somos importadores…

Lo logrado fue una preocupante caída de la producción nacional, lo cual nos ha conducido a una alta dependencia de las importaciones la cual alcanza hasta un 85% del consumo nacional. Esto ha causado que la paralización de buena parte de la actividad productiva cause elevados niveles de informalidad y desempleo, sobretodo en las zonas rurales del país. La política estatizadora que condujo a la expropiación y toma de buena parte de las empresas y tierras privadas, nos condujo a esta situación de paralización parcial o total de este conglomerado empresarial. Que a la vez es responsable del proceso hiperinflacionario que nos afecta ya que las pérdidas y sostenimiento de este conjunto de empresas del estado, deben ser cubiertas con recursos provenientes del Banco Central. Buena parte de nuestro endeudamiento externo se utilizó en financiar estos proyectos, igualmente los reclamos de las empresas internacionales expropiadas nos ha creado una elevada deuda externa adicional.

POLÍTICO. No se vislumbra ningún tipo de acuerdo entre los distintos actores políticos que conforman el acontecer nacional. Preocupa que no se ven decisiones de parte de los que tienen el control de las instituciones del estado, para lograr alguna disposición que promueva alternativas a esta confrontación que desgasta al país y lo priva cada día que pasa de los acuerdos necesarios, que permitan una salida conveniente al interés de todos los Venezolanos. Lo observado son decisiones que limitan más aun a los voceros opositores y a los partidos que conforman sus organizaciones política. Indicando que no existe la disposición a ceder espacios que no le sean favorables a los que ejercen el poder.

Todo lo observado, es que no existe disposición a modificar el modelo político ideológico denominado Socialismo Siglo XXI, a pesar de los negativos resultados obtenido en su aplicación. Los números siguen demostrando una caída continua en nuestra calidad de vida, lo cual afecta a un 90% de las familias Venezolanas.

Vicente Brito

Presidente Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución.

Nota de Prensa.