Alcalde de Nueva York reflexionó sobre lo que se pudo hacer mejor a un año del Covid-19

Diario NY

En febrero del año pasado el coronavirus ya estaba acechando a la ciudad de Nueva York, con varios casos reportados en suburbios tan cercanos a la Gran Manzana como Westchester. Pero no fue sino hasta el 1 de marzo que las autoridades de Salud de la Ciudad confirmaron que el primer caso de COVID-19 se había reportado en Manhattan.

Por: Diario NY

Este lunes, exactamente un año después, en su rueda de prensa diaria para actualizar sobre la crisis del coronavirus, el alcalde Bill de Blasio reflexionó sobre qué se pudo haber hecho mejor para evitar que el impacto de la pandemia fuera tan severo para la ciudad de Nueva York, que se convirtió en el ‘epicentro del epicentro’ de la emergencia de salud a nivel nacional.

De Blasio enumeró tres cosas que hubiera cambiado, indicando que sin duda la primera era el que se pudieron haber realizado test de coronavirus de una manera masiva a la población.

“Creo que una gran diferencia en esta crisis hubiera sido hacer más pruebas, si hubiésemos tenido más pruebas habríamos sabido que el virus ya estaba aquí entre nosotros desde febrero. Nadie supo eso porque no había evidencias y eso hubiera hecho una gran diferencia”, dijo De Blasio, agregando que esa es “una realidad dolorosa, porque desde enero 24 pedimos ayuda con pruebas al Gobierno federal y esa ayuda nunca llegó”.

En segundo lugar, el Alcalde lamentó que no se haya emitido antes la orden de ‘shelter-in-place’ (refugiarse en un lugar y permanecer allí). “Yo pedí que se emitiera la orden pero el Estado se resistió y eso fue un gran error. Debimos haberlo hecho de inmediato”.

El mandatario municipal dijo que el tercer factor que provocó que se llegara a una situación tan mala con la pandemia fue la pérdida de tiempo que hubo con las vacunas desde el comienzo. “Desde el inicio del año 2020 perdimos la oportunidad de usar la Ley de Producción de Defensa en toda su capacidad, para toda la industria farmacéutica estuviera envuelta en la producción de la vacuna”.

 

Al final de su reflexión, De Blasio aseguró que si hubieran tenido más información “sin duda habríamos hecho las cosas muy diferentes”.

“Tenemos que seguir vigilantes”

Entre tanto, el gobernador Andrew Cuomo, al recordar este primer aniversario de la pandemia en Nueva York, insistió que la batalla contra el virus no se ha terminado y pidió a los neoyorquinos seguir vigilantes.

“Ha pasado exactamente un año desde que identificamos el COVID por primera vez en Nueva York, y aunque hemos logrado un progreso increíble para derrotarlo, realizar pruebas y vacunar a más y más neoyorquinos, debemos estar atentos”, expresó el Gobernador en un comunicado.

Cuomo presentó las cifras más actuales de la pandemia en el estado, que siguen mostrando un constante descenso, como las hospitalizaciones que el domingo sumaron 5,307, y las muertes que ese mismo día fueron 80. Además, se reportó que las nuevas infecciones fueron 6,235, con una tasa de positividad de 3.58%.

Pero a pesar de estos números, Cuomo también insistió que a un año de la aparición del coronavirus todavía es fundamental que los neoyorquinos continúen practicando comportamientos seguros (lavarse las manos, usar máscaras y distanciamiento social), mientras se sigue trabajando para vacunar a una gran parte de la población.

“Nuestro esfuerzo continuo para vacunarnos está produciendo un número cada vez mayor de sitios donde los neoyorquinos pueden vacunarse, pero vamos a necesitar más suministros para llegar a suficientes residentes para reducir seriamente la propagación del virus. Han sido 365 días increíblemente largos y hay más por delante, pero los neoyorquinos ya lo han hecho, demostrando una perseverancia y fortaleza sin precedentes a lo largo de esta pandemia; ahora solo tenemos que llegar a la luz al final del túnel”, concluyó el mandatario estatal.

Cifras del Coronavirus en NY:

  • 80 muertos el domingo.
  • 38,557 el total de fallecidos desde el inicio de la pandemia.
  • 6,235 nuevos casos positivos.
  • 3.58% la tasa de positividad.
  • 5,307 hospitalizados.
  • 1,065 de esos pacientes están recluidos en UCI