Domingo Alberto Rangel: Compórtate en las rotondas, estúpido

Domingo Alberto Rangel @DomingoAlbertoR

Un sociólogo cuyo nombre se me escapa, de momento desarrolla una tesis sobre el comportamiento humano que explica mejor las desventuras de algunas sociedades… digamos mejor que las teorías salidas de la economía y las ciencias políticas.

Se trata de evaluar la capacidad que tienen los conglomerados humanos para provocar cuando se requiere y voluntariamente, la necesaria colaboración entre sus miembros. El autor obviamente toma en cuenta esta capacidad como característica indispensable para el progreso.

El estudio entre otras características, se basa en observar el comportamiento de los conductores al acercarse a una redoma que también se llaman rotondas. Ojo: cuando se mencionan conductores en nuestro país tendemos a pensar en autos y motocicletas… pero no… el estudio se hizo en casi todo el mundo y por conductores allí se entienden quienes se acercan a la fulana redoma… ya sea en autos y motos… como empujando carretillas… a pie o encaramados en elefantes como a veces sucede en Mumbai.

A todos estos conductores se les estudió por años.

Lamentablemente mi Venezuela no sale bien parada desde este punto de vista de la colaboración entre humanos pero a tenor con el estudio que me parece muy interesante, dejo la “noticia” de nuestro descalabro para esas aves agoreras que se complacen en repetir lo mal que estamos… y nunca proponen solución a lo que llevan décadas denunciando.

El punto es más bien si el estudio en cuanto a nosotros tiene razón en sus conclusiones… pero sobre todo si hay posibilidades de revertir la tendencia… y en cuanto tiempo.

Lo demás son tonterías.

Para frenar la actual caída nuestra y comenzar a revertir esta fea tendencia a la baja que nos asemeja más al vecino Haití empobrecido por dos siglos… que a Cuba… pobre pero estabilizada… cabe pensar como abogados del diablo si hay causas económicas o políticas que pesen más que nuestro incivilizado comportamiento en el tráfico cotidiano.

A ver: en la actualidad y también podemos encontrar ejemplos de sobra en el pasado… tenemos países comunistas, socialistas, capitalistas y gobernados por políticos unos más democráticos… otros más republicanos. Hay de todo porque en Myanmar parece que hasta han accedido al poder.

Y si la experiencia sirve de algo… se puede decir que algunos países comunistas han progresado mucho en los últimos años –ojo, soy liberal pero no estoy cegado por la estupidez-… otros no… hay países donde se aplican políticas socialdemócratas… unos se ven prósperos… otros van directo a la ruina etcétera.

De nuevo advierto que no se trata de copiar los resultados previos del estudio… para solazarse en la desgracia que para nuestro caso no es ajena… porque en eso de comportarnos como salvajes al volante… sería más bien mal de muchos… incluyéndonos nosotros los venezolanos.

De nuevo se trata de comprender donde estamos.

Bien: hay en el mundo países donde desde la economía se han aplicado reformas de libre mercado similares a las que se intentaron en los años 90s aquí en mi Venezuela… en otros es el estado quien maneja en última instancia la economía… y hay países donde los gobernantes solo actúan en la economía pocas veces… en cada categoría unos de estos países son pobres… otros no.

Y nuevamente es la experiencia quien nos dice que solo con reformas económicas o políticas no basta para explicar el éxito de algunos contra la desgracia de otros.

El estudio indica que las sociedades cuyos miembros se comportan como salvajes en el tráfico… igual lo hacen en los negocios… en el trabajo o en la casa.

En esas sociedades abundan gentes como nosotros que generalmente nos engorilamos cuando al acercarnos a una redoma no cedemos el paso al peatón o al perrito callejero… ni pensar a quien por estar más apresurado… nos quiere adelantar.

El estudio concluye con que revertir esa tendencia es muy difícil y que las apariencias a veces engañan: en la India el tráfico es endemoniado y es una sociedad paradójicamente tan machista como pacifista era Gandhi… el padre fundador. Pero allí los conductores tienen reglas específicas que se respetan.

Primero los vehículos de tracción animal… que son los más lentos y luego los de motor etc. Quizás allí está la explicación de que la India tenga bombas atómicas y cohetes que han llegado a la luna… en medio del caos aparente.

Según el estudio que no identifico para que las ONGs especializadas en publicar todo lo malo no lo copien… ¡qué hagan su trabajo!… cambiar esas tendencias tarda a veces varias generaciones.

Espero que entre nosotros las cosas se aceleren y por ello hace rato que dejé de comerme las luces de los semáforos… y siempre le he dado paso a los peatones.

Esta noche escribí en estado de optimismo supremo: Tras 15 meses sin la línea de cantv… sonaron mis teléfonos… nadie contestó… pero sonaron.