Italia registra nuevos 13 mil contagios por coronavirus con temor a un nuevo avance

 

Italia registró 13.114 nuevos contagios del coronavirus en el último día, lo que aumenta el balance a casi tres millones de infecciones en un año, mientras las autoridades alertan de que la curva está aumentando y que se requerirán más sacrificios.

Este aumento de los positivos es inferior a los 17.000 de ayer domingo, pero se han hecho cien mil pruebas menos (170.000) y además los lunes suelen ser días de datos más reducidos ya que los domingos se busca menos.

En total, se han contagiado en Italia 2.938.371 personas desde que estallara la crisis sanitaria, hace un año, en febrero de 2020.

Por otro lado, en el último día han fallecido 246 personas, un dato en línea con lo que se viene registrando en estas semanas, pero que aumenta el balance de víctimas mortales a las 97.945.

Mientras, aumenta la presión en los hospitales. Actualmente en Italia 21.401 personas están ingresadas, 532 más que ayer, y de ellas 2.289 requieren Cuidados Intensivos (+58).

Estos datos dejan presagiar que la curva de contagios va en aumento, tal y como reconoció hoy el ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, quien animó a seguir luchando contra el virus.

“La curva de contagio está aumentando de manera significativa”, dijo Speranza durante un acto.

Entretanto, el Gobierno del tecnócrata Mario Draghi prepara el que será su primer decreto con las medidas restrictivas que tendrán validez del 6 de marzo al próximo 6 de abril, y por tanto durante las vacaciones de Semana Santa.

Según el borrador del decreto que han filtrado los medios italianos, Draghi mantendrá la actual mano dura con las restricciones y el sistema de división en colores, cada una con limitaciones diferentes, entre regiones.

Las regiones italianas siguen siendo calificadas por colores -del blanco al rojo- en función del riesgo que representen.

En estos momentos, la mitad de las veinte están en categoría naranja, el nivel intermedio con duras limitaciones, y solo dos están confinadas en color rojo, Basilicata y Molise (sur).

Por contra, la isla de Cerdeña ha sido la encargada de estrenar el nivel blanco, con apenas limitaciones.

EFE