AN legítima solicitó a Bachelet que interceda por un exdiputado preso a manos del régimen de Maduro

Diputado Gilberto Sojo. | Foto: Cortesía.

 

La Asamblea Legítima de Venezuela que se agrupa bajo la figura del líder Juan Guaidó pidió este martes a la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, que interceda ante el régimen de Nicolás Maduro y “exija” la libertad del exdiputado Gilberto Sojo, detenido el pasado jueves.

“Hacemos un llamado a la Oficina de la Alta Comisionada (de Naciones Unidas para los Derechos Humanos), Michelle Bachelet, y a todos los organismos internacionales en derechos humanos, para que alcen su voz y eviten que continúe la arbitrariedad y, por supuesto, exijan la libertad de nuestro compañero (Sojo)”, dijo la diputada Adriana Pichardo.

Sojo, quien fue electo como diputado en los comicios parlamentarios de 2015 y terminó su legislatura el pasado enero, fue detenido por la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES-PNB), un órgano que Bachelet ha pedido al Estado venezolano disolver. Fue apresado junto a familiares cuando se desplazaba por una zona del oeste de Caracas.

“Una alcabala del FAES lo detiene, le solicita su documentación y le informa que tiene una orden de captura en su contra por terrorismo”, dijo la diputada, al tiempo que aseguró que los abogados no han podido ver a Sojo desde su detención.

“Esto es una clara muestra de que en Venezuela continúa la persecución, continua la represión, que continúan utilizando el aparato supuestamente judicial del país y los organismos de seguridad del Estado para reprimir”, prosiguió Pichardo.

Marco Aurelio Quiñones respaldó las dichos de Pichardo y aseveró que Maduro “se dedicó a restringir los derechos de los venezolanos, perseguir a la disidencia (y) destruir el aparato productivo”, aunque sin hacer mención específica al caso de Sojo.

Gilberto Sojo forma parte del Partido Voluntad Popular, que encabeza el dirigente venezolano Leopoldo López.

Ya estuvo detenido entre noviembre de 2014 y diciembre de 2016, por cuanto fue electo como diputado por el céntrico estado de Aragua mientras estaba en prisión y solo pudo acceder a su curul un año después.

Habitualmente de bajo perfil, publicó su último mensaje en Twitter a finales de abril de 2019, cuando Guaidó y López se presentaron ante un cuartel militar en Caracas para exigir a los uniformados que dieran la espalda a Maduro.

De acuerdo con la ONG local Foro Penal, que defiende los derechos de los considerados presos políticos de Venezuela, en el país caribeño permanecen detenidas al menos 328 personas por oponerse al régimen de Nicolás Maduro.

De ellas, 304 son hombres y 24 son mujeres. La mayoría son civiles y adultos, aunque la organización también reporta la detención de dos adolescentes y 123 militares. EFE