La misteriosa base de datos del laboratorio de Wuhan podría ser la evidencia sobre de encubrimiento de Covid-19

(ARCHIVOS) Esta foto aérea de archivo tomada el 27 de mayo de 2020 muestra el laboratorio P4 (centro L) en el campus del Instituto de Virología de Wuhan en Wuhan, en la provincia central de Hubei en China. – Los medios estatales chinos han ofrecido una visión rara del laboratorio en el corazón de las teorías de conspiración de coronavirus, ya que busca rechazar las afirmaciones de que la instalación fue la fuente de la pandemia mundial. (Foto por Héctor RETAMAL / AFP)

 

Una base de datos misteriosa oculta por China podría ser la prueba irrefutable que prueba que Covid-19 se filtró de un laboratorio de Wuhan, según un estudio.

Por The Sun
Traducción libre de lapatilla.com

The Sun Online puede revelar que el caché de información, muy bien guardado, se cree que incluye muestras no publicadas de datos sobre nuevos virus y orzuelos ocultos para la recolección de murciélagos.

El Instituto de Virología de Wuhan (WIV) ha estado en el centro de una tormenta desde que el virus apareció por primera vez en las cercanías de la instalación pues se sabía que estaba estudiando virus de murciélago muy similares.

La mayoría de las bases de datos de WIV alguna vez fueron accesibles en línea, pero desde entonces China las ha desconectado sistemáticamente.

Se cree que uno de los archivos de la base datos, que estaba protegido con contraseña antes de ser eliminado, podría contener información sobre nuevos virus.

Sin embargo, los investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartaron la filtración del laboratorio en una conferencia de prensa conjunta con sus homólogos chinos, un evento que fue calificado como un “encubrimiento” .

Fotos de archivo del Instituto de virología de Wuhan (AFP)

 

Gilles Demaneuf, un analista de datos de DRASTIC, un equipo internacional de científicos y detectives que intentan llenar los vacíos sobre los orígenes de Covid, compiló un informe de 25 páginas sobre las bases de datos de WIV.

Demaneuf lo considera una prueba definitiva de un “intento deliberado” de encubrimiento por parte de China.

Junto con los datos protegidos con contraseña, que estaban ocultos para todos fuera de WIV, la investigación del equipo descubrió que al menos 15 bases de datos de virus administradas por el laboratorio se desconectaron misteriosamente.

El equipo encontró las bases de datos a través del análisis de evidencia en línea almacenada en caché.

El personal de seguridad vigila fuera del Instituto de Virología de Wuhan durante la visita del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargado de investigar los orígenes de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 3 de febrero de 2021. REUTERS / Thomas Peter

 

“La eliminación del acceso a básicamente todas las bases de datos de virus del WIV, alrededor de 15 de ellas, no puede describirse como otra cosa que un intento deliberado de evitar una investigación adecuada basada en hechos y datos concretos”, considera Demaneuf.

WIV ha insistido anteriormente en que cualquier dato eliminado de sus archivos en línea se hizo por temor a ataques cibernéticos.

Los funcionarios de inteligencia de EEUU continúan impulsando la teoría de la fuga accidental de laboratorio, y un informe reciente de NBC incluso citó las bases de datos faltantes como una parte clave del rompecabezas.

Se cree que el administrador de los datos es la Dra. Shi Zhengli, conocido como la Mujer Murciélago de China, el jefe de investigación del coronavirus en WIV, y la base de datos principal en cuestión se llama “batvirus.whiov.ac.cn”.

científica
La viróloga china Shi Zhengli se mostró de acuerdo con que la OMS visite su laboratorio en Wuhan. – Getty Images – BBC

 

Se entiende que la base de datos contenía 22.000 muestras y secuencias de virus, incluidas 15.000 de murciélagos, y abarcaba 1.400 virus de murciélagos.

Sin embargo, una sección de esta base de datos estaba bloqueada para cualquier persona fuera del WIV, incluso otros científicos chinos, y cualquier intento de acceder a ella exigía verificación de identidad y autenticación.

Se desconoce el contenido exacto de la base de datos bloqueada, pero se cree que incluyó muestras de virus que aún no se habían secuenciado o no estaban listos para su publicación.

También se entiende que incluye datos de sitios que WIV quería mantener en secreto, posiblemente para detener la competencia con otros laboratorios.

La base de datos “batvirus.whiov.ac.cn” se desconectó por primera vez en septiembre de 2019 y desde entonces no ha sido accesible para nadie fuera de WIV.

(ARCHIVOS) Esta foto aérea de archivo tomada el 17 de abril de 2020 muestra el laboratorio P4 en el Instituto de Virología de Wuhan en Wuhan, en la provincia central de Hubei en China. – Los medios estatales chinos han ofrecido una visión rara del laboratorio en el corazón de las teorías de conspiración de coronavirus, ya que busca rechazar las afirmaciones de que la instalación fue la fuente de la pandemia mundial. (Foto por Héctor RETAMAL / AFP)

 

Se sabe que la base de datos y su descripción se actualizaron el 30 de diciembre, exactamente el mismo día en que los científicos chinos afirman haber identificado el nuevo virus.

El informe de DRASTIC estima que contiene al menos 100 secuencias inéditas de coronavirus de murciélago, que han deducido del estudio de los trabajos de investigación de WIV.

También se cree que incluye muestras que se recolectaron como parte de la relación de trabajo de WIV con la EcoHealth Alliance del investigador de la OMS, Peter Daszak, que fue financiada con una subvención de 3.6 millones de dólares de los EEUU.

Peter Daszak y Hung Nguyen-Viet, miembros del equipo de la OMS que investiga los orígenes del covid-19 en Wuhan, China, el 6 de febrero de 2021. Sly Song / Reuters

 

Demaneuf explicó que el “WIV ha alegado que tuvo que eliminar el acceso a las bases de datos por razones de seguridad, porque supuestamente habían sido atacados por piratas informáticos. Esa excusa es simplemente ridícula: China, con toda su tecnología, no debería tener ninguna dificultad en dar acceso a estas bases de datos desde un servidor seguro; decir lo contrario es pura fantasía”.

“En cualquier caso, la base de datos principal, http://batvirus.whiov.ac.cn , podría caber fácilmente en una memoria USB que podría haber sido entregada a los investigadores”, agregó Demaneuf.

Si bien parece que China está tratando de encubrir los orígenes de Covid, explicó que su principal preocupación es que el mundo está “demasiado listo para dejar que se salgan con la suya sin apenas decir una palabra”.

“Seamos honestos, no se trata de castigar a nadie o de adoptar una postura política. Se trata de aprender de nuestros errores colectivos para asegurarnos de que tenemos un buen control del riesgo del tipo de experimentos que se realizaron en los laboratorios de Wuhan. Y esto también se trata de la verdad, porque nuestras instituciones dependen de la verdad para mantenerse saludables”, comentó Demaneuf a The Sun Online.

Peter Ben Embarek fue uno de los científicos que formó parte de la misión de OMS en China en febrero. El equipo estuvo en Wuhan (REUTERS/Aly Song)

 

Jamie Metzl, miembro principal del Atlantic Council y asesor de la OMS, señaló que “las bases de datos de WIV son absolutamente críticas para comprender los orígenes de la pandemia. Es inconcebible que el gobierno chino haya cerrado el acceso a estas bases de datos justo después del brote y aún no las haya puesto a disposición del todo. Este no parece el comportamiento de un gobierno que quiere que el mundo sepa cómo comenzó esta catástrofe, sino de uno que hace todo lo posible para encubrir algo”.

Los funcionarios de inteligencia de EEUU han insistido durante el año pasado en que tienen pruebas convincentes de que el virus que ha matado a 2.5 millones de personas puede haber escapado de WIV.

Las relaciones entre Estados Unidos y China siguen siendo tensas ya que la administración del presidente Joe Biden se ha negado a aceptar los hallazgos de la OMS sobre los orígenes de Covid-19.

China y el laboratorio siempre han negado furiosamente cualquier alegación de una posible filtración, y la OMS pareció estar de acuerdo con ellos cuando concluyeron su investigación en Wuhan.

Sin embargo, la Casa Blanca ha dicho que tiene “profundas preocupaciones” por la investigación que se llevó a cabo de manera estrictamente gestionada junto con China.

IMAGEN DE ARCHIVO: Vista general de la Casa Blanca, Washington, EEUU. 7 de octubre de 2020. REUTERS/Leah Millis

 

Los científicos que estaban en el equipo ya se han ocultado y revelaron que China no entregó todos los datos que solicitaron, y que siempre hubo “política en la sala”.

Los documentos ya revelaron que Beijing restó importancia al error para “proteger su imagen”, y ha habido repetidas acusaciones de que China ha manipulado sus cifras de muertes y casos.

Nuevos documentos publicados por EEUU revelaron que científicos en Wuhan enfermaron con síntomas similares a los de Covid-19 a fines de 2019, meses antes de que la pandemia comenzara a devastar el mundo.

Los parlamentarios también han estado presionando al gobierno británico para que investigue después de que un alto funcionario estadounidense reveló que la Casa Blanca de Trump consideraba una filtración como el origen “más creíble” del virus.

 

Esta es la única FOTO de Huang Yanling, la investigadora de Wuhan que desapareció tras ser señalada como la “paciente cero”