Por primera vez una ministra británica se toma un permiso de maternidad

(ARCHIVOS) En esta foto de archivo tomada el 21 de julio de 2020, la fiscal general británica, Suella Braverman, camina por Downing Street en el centro de Londres para participar en la primera reunión del gabinete “ en persona ” desde el primer bloqueo del coronavirus en Inglaterra, en el Ministerio de Relaciones Exteriores y del Commonwealth. – El asesor legal de mayor rango del gobierno británico el 2 de marzo de 2021, se convirtió en el primer ministro del gabinete en tomar una licencia por maternidad, luego de un cambio en la ley. La procuradora general de Inglaterra y Gales, Suella Braverman, dijo que estaba “emocionada por hacer un poco de historia” para convertirse en la primera “ministra en licencia”, y lo calificó como “un momento histórico para el gobierno del Reino Unido”. (Foto de Tolga AKMEN / AFP)

 

La ministra Suella Braverman se convirtió el martes en la primer miembro de un gobierno británico que puede tomarse un permiso de maternidad conservando su cargo, tras la entrada en vigor de una nueva ley que por fin lo permite.

Braveman, de 40 años, será sustituida durante seis meses por uno de sus adjuntos, mientras sigue cobrando su sueldo como Fiscal General, ministro que aconseja el ejecutivo en cuestiones jurídicas.

La política, embarazada de su segundo hijo, expresó en un vídeo en Twitter su entusiasmo por “formar parte de la historia”.

Celebrando este “momento decisivo” para el país, afirmó mandar así un mensaje “a las mujeres jóvenes que quieran hacer carrera en la política”.

El primer ministro Boris Johnson le envió “los mejores deseos para su licencia de maternidad y espera verla en otoño”, según un comunicado de Downing Street.

La ley anterior, “obsoleta” según ha admitido el ejecutivo, la habría obligado a renunciar a su cargo si deseaba tomarse un permiso de maternidad tras el nacimiento de su bebé.

Preguntado sobre si la nueva legislación podría aplicarse a una futura primera ministra, un portavoz de Downing Street afirmó en febrero que “se aplicará a cualquiera que esté en el gobierno”.

“Es bastante increíble que las ministras a lo largo de la historia se hayan visto obligadas a dimitir o a ser degradadas cuando han decidido tener hijos”, fustigó entonces la laborista Rachel Reeves. “Las mujeres trabajadoras no deberían verse obligadas a elegir entre tener hijos y sus carreras”, dijo.

AFP