Trabajador de un cementerio murió tapiado por la tierra que él mismo cavó

Foto: scallywagandvagabond.com

 

Rodwin Allicok, de 42 años, murió enterrado el pasado 25 de febrero en un hueco que él mismo estaba arreglando en el cementerio de Long Island, Estados Unidos.

Por: Pulzo

El accidente en el que falleció el estadounidense ocurrió exactamente sobre las 8:30 de la mañana del pasado jueves, cuando la tierra de un tumba de 2 metros de profundidad cayó sobre él mientras estaba en el hueco, informa New York Daily News.

Compañeros de Allicok, en el Washington Memorial Park en Mount Sinai, se dieron cuenta de que la tierra estaba llenando la tumba con él adentro y corrieron apresuradamente para sacarlo, pero no tuvieron éxito y el hombre falleció, indica el mismo medio.

Al lugar llegaron socorristas de la policía y del departamento de bomberos pensando que el sepulturero seguía con vida, pero cuando sacaron el cuerpo no había nada que hacer, ya había fallecido, agrega el rotativo neoyorquino.

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) y la policía del condado de Suffolk están investigando la muerte del trabajador del cementerio.

Para leer la nota completa, pulse aquí