El impactante antes y después de Anastasia Pokreshchuk, la mujer con los pómulos más grandes del mundo

 

La posibilidad de transformar un rostro a través de cirugías estéticas parece cada vez más inagotable. Aunque los resultados no siempre son los esperados, lo que nadie discute es su potencial transformador, al punto de conseguir que una persona sea irreconocible.

Por Infobae

Anastasia Pokreshchuk es una modelo ucraniana que asegura tener “los pómulos más grandes del mundo”. Pero la mujer de 32 años no siempre fue así. Su voluminoso rostro actual es resultado de un número indeterminado de operaciones —ella misma dice haber perdido la cuenta del número—.

La modelo ucraniana a los 26 años (IG: @_just__queen_)

 

Para asombro de sus más de 254.000 seguidores en Instagram, la joven publicó una foto de su aspecto a los 26 años, antes de someterse a cirugía alguna. El contraste es realmente impactante.

Hace apenas seis años, Pokreshchuk tenía un rostro esbelto, sin ninguna señal de la voluptuosidad que adquirió tras pasar tantas veces por el quirófano. Sus labios eran finos y tenía un cabello largo, castaño natural. Además, apenas usaba maquillaje y se vestía sin estridencias.

Pokreshchuk dice haber perdido la cuenta del número de cirugías al que se sometió (IG: @_just__queen_)

 

Ahora parece otra persona. No sólo por la notable prominencia de sus mejillas, que sin dudas podrían competir por el récord mundial. El grosor de sus labios creció exponencialmente, se agrandó el busto y su cabellera ahora es color fucsia.

Ella dice estar contenta con su aspecto actual. Sin embargo, decidió preguntarles a sus seguidores si creen que se ve mejor ahora o a los 26 años. “Transformación: 26 – 32 años. ¿A quién eligen?”, inquirió.

Ella asegura estar contenta con su nuevo rostro (IG: @_just__queen_)

 

La publicación superó los 20.000 “me gusta” y recibió cerca de 2.000 comentarios, con todo tipo de respuestas. En tono elogioso, uno le dijo que parecía “superheroína de Marvel”, a lo que ella respondió que sí, como si estuviera buscando eso.

En cambio, otro le dijo que era más linda a los 26 años, con una belleza más natural. Pero Pokreshchuk no estuvo de acuerdo. “No”, le respondió tajante.

 

Las cirugías estéticas y el mundo de las celebridades

Los cambios de aspecto a través de operaciones son especialmente sensibles en el mundo del espectáculo. Rellenos, inyecciones de botox, cirugías estéticas, implantes, son procedimientos habituales en el ambiente de Hollywood.

Si bien en el caso de algunos famosos un pequeño retoque en su nariz y algunos ajustes en sus figuras les permiten aparentar una imagen más juvenil en pantalla, hay casos donde las operaciones les dejaron más tristezas que alegrías. Algunas estrellas han hablado abiertamente de cómo la presión por lucir siempre bien y jóvenes las llevó a tomar decisiones de las que terminaron arrepintiéndose.

Mickey Rourke | Archivo

 

Habitualmente, la presión es mayor para las mujeres, pero también hay casos notables entre los hombres. Mickey Rourke es el ejemplo por excelencia. El galán de los años 80 con Nueve semanas y media vio transformarse su rostro, aunque no por una mala cirugía estética, sino por el box. La nariz rota dos veces y el pómulo destrozado fueron algunos de los efectos.

En 2009 confesó que había tenido que someterse a intervenciones. “La mayor parte fue para arreglar el desorden de mi cara debido al boxeo, pero fui al tipo equivocado para volver a armar mi cara”, dijo lamentándose.