Venezuela, entre los cinco países con el mayor retroceso democrático en el mundo durante los últimos 10 años

EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ

 

 

 

Venezuela y Nicaragua se encuentran entre los países que han registrado los mayores retrocesos en el terreno democrático de los últimos diez años en todo el mundo, acumulando grandes deterioros en la protección de las libertades civiles y ubicándose entre las naciones que encabezan la expansión del autoritarismo, dijo el miércoles un informe del centro de investigación Freedom House.

ANTONIO MARÍA DELGADO // EL NUEVO HERALD

El estudio también resaltó el deterioro de los últimos años de las democracias establecidas, incluyendo la de Estados Unidos, donde la administración de Donald Trump puso a prueba el sistema al destituir inspectores generales –funcionarios encargados de monitorear potenciales abusos del poder dentro del poder ejecutivo–, castigar o despedir a funcionarios que denunciaron irregularidades internas, y por tratar de controlar o manipular información sobre el COVID-19.

Los actores autoritarios se tornaron mucho más audaces en el 2020, año en que las principales democracias se tornaron sobre si mismas, contribuyendo con el retroceso por decimoquinto año consecutivo de las libertades mundiales”, concluyó el informe anual de Freedom House, que estudia año a año la salud de las libertades civiles en cada uno de los países.

El informe encontró que el número de países catalogados como “no libres” alcanzó el año pasado su más alto nivel desde que el proceso de deterioro democrático comenzó en el 2006, cuando el número de países que retrocedían en materia de libertades políticas y civiles superaron a los que mejoraban.

El informe recortó las evaluaciones de 73 países donde reside el 75 por ciento de la población mundial.

Los países afectados no solo incluyen países autoritarios como China, Belarusia y Venezuela, sino también democracias con problemas como Estados Unidos e India”, resaltó el estudio.

La lista de países que arrojaron los mayores retrocesos en las libertades políticas y civiles de los últimos diez años es encabezada por Malí (-39), Turquía (-31), Tanzania (-30) y la República Central Africana (-28), las cuales fueron catalogados como países no libres a excepción de Tanzania, que pese a su caída en evaluación aún es considerada como una nación parcialmente libre.

Venezuela (-28) ocupó el quinto puesto, seguido en el sexto por Nicaragua (-24), naciones designadas como no libres en el ranking mundial.

El resto de la tabla de los diez mayores retrocesos fueron ocupados por Bangladesh (-21), Burundi (-21), Hungría (-21) y Azerbaiyán (-18).

Lee la nota completa en EL NUEVO HERALD