El “malote” Mario Casas, premio al mejor actor en los Goya

 

 

 

Mario Casas, el niño guapo y ‘malote’ del cine español, se consagró este sábado como mejor actor protagonista en la gala de los Goya, la gran cita anual del cine en España.

Después de una intensa carrera como actor de series y de cine, Mario Casas logró a sus 34 años el ansiado galardón por su rol protagónico en el thriller “No matarás”.

Casas agradeció “al público, porque me lleváis apoyando desde hace 15 años”, en una videollamada tras anunciarse el premio en la gala celebrada desde el Teatro del Soho, de Málaga (sur).

El jurado reconoció así su trabajo en la frenética película dirigida por David Victori, donde encarna a Dani, un apocado muchacho que decide relanzar su vida tras cuidar a su padre, fallecido finalmente de cáncer.

Dani se propone realizar un gran viaje, pero justo antes va a una fiesta y allí conoce a una misteriosa chica (la debutante Milena Smit), que lo arrastra a una noche de sexo, sangre y pesadilla.

Originario de Galicia, Casas se hizo famoso por su papel de joven policía en la serie española “Los hombres de Paco”, que según reconoció, “[lo] puso en la palestra”.

De un tiempo acá se convirtió en una de las caras más famosas y deseadas del cine español, trabajando para Alex de la Iglesia en tres ocasiones (“Las brujas de Zugarramurdi”, “Mi gran noche” y “El bar”), y para Paco Cabezas en el “Adiós” (2019).

También apareció en “Los 33” (2015), la recreación de la historia de los mineros chilenos atrapados durante dos meses, junto con Antonio Banderas y Juliette Binoche.

El Goya al mejor actor protagonista es el primer gran premio que obtiene Mario Casas, galardonado hasta ahora en citas locales como el festival de Málaga, el festival de Huelva o los premios Feroz.

Casas competía en la categoría con los veteranos Javier Cámara (“Sentimental”) y Ernesto Alterio (“Un mundo normal”), y con David Verdaguer (“Uno para todos”).

AFP