Meghan afirmó que “ya no quería vivir más” pero la realeza le negó ayuda profesional

 

Meghan Markle reveló que una avalancha de cobertura negativa en la prensa británica la había llevado a un punto en el que “ya no quería vivir”, en una entrevista emitida este domingo en Estados Unidos por la cadena CBS.

“Sabía que si no lo decía, lo haría. Y yo… simplemente ya no quería vivir más. Y ese era un pensamiento constante muy claro, real y aterrador”, señaló en la entrevista de dos horas con Oprah Winfrey.

Markle, de 39 años, aseguró que le dijo a la familia real que estaba luchando y que necesitaba ayuda profesional, pero le dijeron que “no podía, que no sería bueno para la institución“.

Por su lado, Harry, de 36 años, dijo que se sintió “realmente decepcionado” por la falta de apoyo de su padre en toda la situación, “porque él pasó por algo similar. Él sabe cómo se siente el dolor”.

“Mi mayor preocupación era que la historia se repitiera”, dijo en alusión a la separación de sus padres y al trágico destino de su madre, la princesa Diana, quien murió en 1997 en un accidente de tránsito en París cuando el conductor del auto en que viajaba junto con su pareja intentaba escapar de los paparazzi.

La presente entrevista evoca la que Diana concedió a la BBC en 1995, en la que admitió haber engañado a Carlos con el oficial del ejército James Hewitt.

Meghan y Harry, que se casaron en 2018 y que hace un año se fueron de Inglaterra abandonando sus deberes como miembros de la familia real, sostuvieron una entrevista de dos horas con Oprah Winfrey que fue transmitida este domingo por CBS en Estados Unidos, donde residen.

AFP