Paraguay recurre a controles nocturnos para frenar el recrudecimiento del Covid-19

 

Policías y militares de Paraguay comenzaron a aplicar controles nocturnos para evitar los contagios de covid-19, cuya propagación ha recrudecido en forma en los últimos 10 días, informaron autoridades sanitarias este sábado.

“Pedimos cumplan las medidas que están determinadas en el decreto presidencial, llámese uso de tapabocas, distanciamiento físico, lavado de manos, cumplimiento de la restricción horaria y evitar las aglomeraciones innecesarias”, remarcó el ministerio de Salud, Julio Borba.

La Policía reportó una cantidad indeterminada de detenidos temporales (conocidos con el nombre técnico de “demorados”) en comisarías y en la vía pública tras la primera noche de control.

El “toque de queda”, en el cual todo ciudadano debe justificar su salida después de la medianoche, comienza a las 00H00 y finaliza a las 05H00.

El decreto, que data de enero pero que no se cumplía estrictamente con la presencia uniformada nocturna, prohíbe desde las 22H00 la venta de bebidas alcohólicas.

En materia de deportes, la actividad recreativa está permitida hasta un máximo de siete personas por equipo, bajo estrictas medidas sanitarias.

Se admiten encuentros sociales de hasta cuatro horas y con hasta 100 personas; las reuniones familiares hasta 12 personas.

El Gobierno advirtió que los hospitales se encuentran al borde del colapso.

El ministro de Salud advirtió que el número de contagios se elevó en 66%, unos 12.000 casos positivos en una semana. “En menos de un mes estamos duplicando el número de casos”, observó.

La alarmante cantidad de contagios fue identificada por los sanitaristas como la “segunda ola” de aceleración importante de nuevos casos por día.

Salud emitió “alerta roja” y una serie de manifestaciones ciudadanas diarias contra el manejo de la pandemia por parte del Gobierno de Mario Abdo Benítez se redujo considerablemente entre el jueves y el viernes.

La movilización popular que pide la renuncia del jefe de Estado llegó a fuertes enfrentamientos hace una semana que dejaron como saldo una veintena de heridos.

AFP