Israel tiene lista una munición de mortero con láser y GPS

Israel continúa mejorando sus sistemas autónomos de armas aire-tierra. Ahora se ha anunciado una nueva capacidad para realizar golpes de precisión en áreas no cubiertas con láser GPS.

 

 

Israel ya dispone de un innovador sistema de munición de mortero guiado con láser y GPS que permite “atacar objetivos con mayor precisión” en terrenos abiertos y en entornos urbanos, y que pronto estará a disposición del Ejército israelí, informó hoy el Ministerio de Defensa en un comunicado.





Las pruebas del nuevo equipamiento, denominado Iron Sting (aguijón de hierro, en inglés), acabaron recientemente con éxito, y según el ministro de Defensa, Beny Gantz, supondrá un cambio en el campo de batalla que dará “medios más precisos y eficaces” a las tropas.

Fue desarrollado por la empresa de armamento local Elbit Systems y, tras finalizar todas las pruebas pertinentes en el sur del país, se comenzará a producir en serie para suministrarlo al Ejército.

Aparte de tener “una capacidad de disparo precisa que hasta ahora solo se ha aplicado en misiles y municiones aéreas”, el sistema “reduce” la posibilidad de causar “daños colaterales” y el riesgo de que civiles y no combatientes sean heridos, explicó Defensa.

También adapta y mejora las “capacidades de combate” del Ejército “para enfrentarse a enemigos ocultos en entornos urbanos civiles”, destacó Gantz.

El Iron Sting es fruto de diez años de investigación y tiene un mecanismo “complejo” que aporta “funciones avanzadas” para “el campo de batalla moderno”, aseveró el brigadier general Yaniv Rotem, miembro de la Dirección de Investigación y Desarrollo del Ministerio de Defensa.

Israel, un país con una potente industria armamentística, produce desde hace años avanzada tecnología militar que facilita a sus propias tropas y exportar al extranjero.

EFE