Matan a 12 civiles a machetazos en un supuesto ataque de rebeldes en República Democrática del Congo

Al menos 12 civiles fueron asesinados la pasada madrugada en un supuesto ataque de la milicia islamista Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), formada por rebeldes ugandeses, en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), confirmaron hoy a Efe fuentes militares y de la sociedad civil.

El activista de la sociedad civil Kizito Bin Hango detalló que la masacre tuvo lugar en la comuna de Bulongo, en el territorio de Beni, provincia de Kivu del Norte.

“(Los rebeldes) Derribaron la entrada de la mayoría de las parcelas, que no están bien valladas. Se trata de pequeñas vallas hechas con palos de madera, lo que permitió a las ADF irrumpir en las casas, saquear víveres y matar a machetazos a algunos vecinos”, explicó Hango.

Esta mañana, las autoridades han encontrado doce cuerpos sin vida, entre ellos el de cuatro mujeres, con heridas de machete.

Además, la fuerte tormenta de anoche dificultó el despliegue de un dispositivo militar en el momento del ataque, según esta misma fuente, y también impidió que la población local pudiera alertar a tiempo a las Fuerzas Armadas.

“No fuimos informados”, confesó a Efe vía telefónica el capitán del Ejército Mack Hazukay. “Por lo general, los lugareños nos mantienen informados y los equipos se apresuran a llegar al lugar, pero no ha sido el caso”, agregó el portavoz castrense.

Según Hazukay, se ha puesto en marcha un operativo a fin de “rastrear” y encontrar a los presuntos atacantes de las ADF, grupo al que EEUU designó el pasado 10 de marzo “organización terrorista extranjera” afiliada al yihadista Estado Islámico (EI).

Las ADF empezaron su campaña violenta en 1996 en el oeste de Uganda como contestación política al régimen del presidente ugandés, Yoweri Museveni -al que acusaban de ir en contra de los musulmanes- hasta que el Ejército forzó su repliegue a la frontera con la RDC.

Desde allí hacen incursiones en territorio congoleño, en el último año más frecuentes y virulentas, aprovechando una geografía montañosa que les permite esconderse de operaciones militares y de la misión de Naciones Unidas en el país (MONUSCO).

Según un reciente informe publicado por la herramienta de seguimiento Kivu Security Tracker, un total de 122 grupos armados permanecen activos en el este del país, repartidos entre las provincias Kivu del Norte, Kivu del Sur, Ituri y Tanganica.

El noreste de RDC lleva años sumido en un conflicto alimentado por las milicias rebeldes y los ataques de soldados del Ejército regular, pese a la presencia de la MONUSCO, que tiene desplegados a más de 15.000 efectivos en el país. EFE