Francia empezó los ensayos clínicos de cannabis para uso medicinal

Trabajador médico, vestido con equipo de protección, maneja una jeringa en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) donde los pacientes con coronavirus (COVID-19) son tratados en el hospital Cambrai, Francia, 25 de marzo de 2021. Fotografía tomada el 25 de marzo de 2021. REUTERS / Pascal Rossignol.

 

Francia lanzó este viernes un ensayo clínico con 3.000 pacientes para probar el efecto medicinal del cannabis, un proyecto que durará dos años con la participación de 200 hospitales de todo el país.

El ensayo llega tres años después de que el Ministerio de Sanidad creara en 2018 un Comité Científico Temporal que se encargó de analizar la viabilidad de la sustancia como posible fármaco y que diseñó el sistema de la experimentación que ahora empieza.

El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, destacó hoy su “orgullo” por poder iniciar un proyecto que ha promovido desde hace años.

“Era uno de mis compromisos cómo médico, lo llevé a la Asamblea Nacional como diputado y ahora estoy orgulloso de anunciarlo como ministro: Francia ya experimenta con el cannabis medicinal”, destacó Verán en Twitter.

Para simbolizar su apoyo a este proyecto, el ministro viajó hoy al Centro Hospitalario Universitario de Clermont-Ferrand (centro) para asistir en persona a la primera prescripción de cannabis medicinal.

El tratamiento se aplicará en los casos de pacientes que sufran dolores neuropáticos, epilepsia severa, algunos cánceres concretos, en cuidados paliativos y en los casos de espasticidad (rigidez muscular) dolorosa.

Además, si existe otra solución terapéutica homologada y válida para cada paciente no procederá el uso del cannabis.

El cannabis se administrará en gotas de aceite y con la inhalación de vapor de hojas secas de marihuana vaporizadas.

De esta forma, los principios activos del tetrahidrocannabinol(THC) y del cannabidiol (CBD) llegarán al organismo de los pacientes.

Los responsables médicos que supervisan el experimento comprobarán que los pacientes candidatos cumplan con las condiciones necesarias para que su organismo reaccione positivamente al cannabis.

A partir del inicio del tratamiento, todos los participantes serán supervisados a lo largo de los 24 meses del ensayo por alguno de los 200 hospitales ligados al proyecto.

Los pacientes recogerán las dosis de cannabis en las farmacias indicadas por la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento (ASNM) con una receta expedida por su médico.

Además lo harán de forma gratuita después de que esta agencia facilitara en enero un listado de compañías farmacéuticas que, en respuesta a un concurso público, se comprometieron a distribuir la sustancia “a título gratuito”.

El objetivo del ensayo, recuerda la ANSM, es evaluar la capacidad del sistema sanitario para distribuir una sustancia estupefaciente de forma regulada y, al mismo tiempo, recoger los primeros datos sobre los efectos medicinales del cannabis en Francia.

Actualmente el cannabis se usa como herramienta medicinal reconocida en una docena de países, entre ellos varios europeos, así como un número creciente de estados en EE.UU.

EFE.