La costosa lucha para respirar en Venezuela en medio de la pandemia (Video)

Un paciente que padece la enfermedad del coronavirus (COVID-19) se acuesta con una máscara de oxígeno en la carpa médica de choque y trauma en el hospital de campaña Poliedro de Caracas en Caracas, Venezuela, 21 de marzo de 2021. REUTERS / Leonardo Fernandez Viloria

 

Gran parte de los síntomas del COVID-19 impactan la respiración. En Venezuela, debido a la situación de crisis económica, adquirir los elementos y medicamentos necesarios para encarar la enfermedad, es prácticamente inalcanzable.

Por Álvaro Algarra / vozdeamerica.com

Una verdadera lucha por respirar es lo que deben afrontar los pacientes con coronavirus, en el país sudamericano. Así lo afirman afectados que no pueden conseguir las medicinas necesarias para el tratamiento y concentradores de oxígeno para la respiración, los cuales rondan entre los 1 500 y 3000 dólares, actualmente, “si tienes la suerte de conseguirlo”, como relató el joven Dilan Estrada, cuyo padre fue diagnosticado con COVID-19.

“Hace un par de días tuvimos que salir desesperados a buscar un concentrador de oxígeno, para mi padre, cuya saturación estaba bajando mucho más de la cuenta, y esas fueron las cifras alarmantes con las que nos encontramos. ¿De dónde saca una persona que gana salario mínimo, 3 o 5 dólares, la plata para su familiar? ¿Para su abuelo, su primo, su familiar que está tendido en una cama?”, explicó Estrada a la VOA.

El doctor Vietnam Vera, explicó la importancia de ese equipo para un paciente con COVID.

“Una de las principales afectaciones que produce esta infección por covid es a nivel pulmonar, produce un trastorno de oxigenación en la sangre y lo que necesitas es oxígeno, y en muchos casos ni siquiera es suficiente para mantener los niveles adecuados de oxígeno en la sangre y al paciente hay que entubarlo”, expone el doctor.

No obstante, la comunicadora María Baena asegura que durante el tiempo que ha tenido a su familiar con COVID-19, le ha visto el rostro a la “solidaridad”.

“Digo esto porque en mi caso hay doctores que te dan uno que otro dato para que un examen te salga más económico. Me he tocado con personas que te donan un medicamento difícil de conseguir”, comenta Baena.

Debido al aumento de casos, el gobierno de Venezuela recientemente incrementó los protocolos sanitarios de prevención y redujo la movilidad de las personas, para continuar evitando la propagación del virus.

Video VOA