¡Preocupante! Escasez de gasoil podría generar desabastecimiento sin precedentes de alimentos en Venezuela (VIDEO)

(foto laverdad.com)

Venezuela tiene otra crisis que se suma a la larga lista de problemas con los que hemos vivido  los últimos 20 años. La escasez de gasoil, es un fantasma presente que muchos venezolanos desconocen o simplemente no prestan atención por estar pendiente de otros problemas que acontecen en su día a día.

Desde que PDVSA comenzó a funcionar en su menor capacidad, la producción de diésel bajó a grandes niveles nunca ante vistos en la historia del país. El gasoil o diésel, que es el principal combustible de las unidades de cargas de alimentos y transporte público, apenas llega al 40% de la demanda.

La escasez de este hidrocarburo resulta un poco preocupante para los sectores agrónomos y comerciales del país, ya que con la falta del mismo, la producción y distribución de alimentos podría verse afectada.





“La escasez de gasoil es muy grave. Si no hay una solución, aunque sea transitoria, en los próximos 15 días, comenzará la paralización de toda la cadena productiva”.

Es la advertencia de Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro, asociación que agrupa a los productores agropecuarios de Venezuela. Sin gasoil, los tractores que trabajan las tierras no podrían funcionar y algo más grave, sería  que todas las unidades de traslado, quedarían totalmente paralizada y los alimentos podían moverse desde los centros de producción hacía los centros de consumo.

Una escasez en camino

La problemática del gasoil, no solo preocupa al sector empresarial del país, también el gremio de ingenieros han manifestado su preocupación ante esta situación afectará a todos a largo plazo.

Según, Edinson Arciniega,  director ejecutivo de Ciudadanía en Acción e ingeniero venezolano, la paralización de alimentos podría ser en todos los  rubros, entre ellos: ganadería, agricultura, pesca y cunicultura. Y no sólo eso,  sin  la disposición del gasoil, la producción de la leche y las cosechas, se están perdiendo.

Falta de gasoil, la descapitalización de una familia 

Con la escasez de este combustible, muchas familias en el occidente del país se están viendo afectadas; teniendo en cuenta que algunos grupos familiares de la región centro-occidental se mantienen con la siembra de hortalizas y cría de ganado .

Por ejemplo, aquellos productores del campo que elaboran leche y queso, están perdiendo su producción debido a que no pueden trasladarla al centro del país que es el mercado consumidor por excelencia

Una familia que produce leche, con el inconveniente de no tener cómo vender el producto,  tendría que botar  300 litros de leche producida, una familia que tenga con cosecha de hortalizas,  sin la capacidad de comercializarla debe  dársela los animales.

Anaqueles vacíos, precios por las nubes

La escasez de diésel generará un impacto grande en la alimentación del venezolano,  sin la posibilidad de movilizar el producto primario hacía los centros de consumo, los anaqueles de todos los establecimientos  se verán vacíos y aquellos que consumidores que tengan capacidad adquisitiva, esta se vería reducida debido la escasez de los productos, en pocas palabras habría un incremento de los precios.

El gasoil que nos falta, le sobra a Cuba

Según denuncias de algunos expertos, el combustible que falta a los venezolanos, podría estar en una isla y no es precisamente Margarita.  Para Iván Freites, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv) en el exilio, diariamente se producen aproximadamente 40.000 barriles diarios. Sin embargo, una cantidad fija es destinada para regalar a Cuba.

“El 42% dela producción de Pdvsa es enviado a la isla caribeña como parte de los convenios Cuba-Venezuela”

La crisis continúa y la preocupación crece cada día más al igual que la incertidumbre, mientras Venezuela vive una crisis pandémica, la producción y distribución de alimentos se está viendo afectada. La reserva de gasoil se está agotando,  las industrias nacionales tienen “una semana, máximo una semana y unos días” de reserva para mantener en marcha sus plantas. Soluciones  no hay por el momento.

La única salida que había era el intercambio de petróleo por diésel que se tenía con Estados Unidos y teniendo en cuanta las relaciones bilaterales entre ambos países, la situación podría continuar en estado crítico.

Con PDVSA destruida, sin personal capacitado y las refinerías sin mantenimiento, es imposible que el país produzca gasoil por su propia cuenta.