CTV aclara decisión del Consejo de Administración de la OIT

 

Las dos propuestas de resolución que se debatieron en el seno de la 341º reunión del Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el Informe de la Comisión de Encuesta por el caso Venezuela, condenaban al gobierno de Nicolás Maduro por sus gravísimas violaciones de los convenios internacionales.

Así lo aclaró el secretario general encargado de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), José Elías Torres, al desestimar la interpretación que desde el Ministerio del Trabajo le han querido dar a las dos resoluciones que finalmente fueron debatidas en el Consejo de Administración, el pasado sábado 27 de marzo, y que condenaban al gobierno con una votación de 27 y 22, sufragios, respectivamente.

“Creemos que le están dando una lectura equivocada al resultado de la votación por la que fue sancionado el gobierno. Da la falsa idea de que fueron 27 votos a favor de sancionar a Venezuela y 22 en contra”, dijo Torres, quien aclaró que ambas propuestas condenaron por igual al gobierno, pues Nicolás Maduro no cuenta con más de 5 votos en el Consejo de Administración.

El gobierno de Maduro suele convertir las derrotas en “victorias” y, según el vocero de los trabajadores de Venezuela, de manera desesperada intentó maquillar los resultados “adhiriéndose a última hora, para no contarse, a la propuesta que recibió los 22 votos”.

De acuerdo con lo expresado por el dirigente sindical, ambas propuestas de resolución no solamente condenaban al gobierno de Venezuela por la violación de los convenios y tratados internacionales en materia laboral, sino que también le exigían adoptar las recomendaciones sugeridas que, posteriormente fueron desestimadas por funcionarios venezolanos.

José Elías Torres precisó que la enmienda con menos consenso, le daba un poco más de tiempo al gobierno para que cumpliera, “pero no lo absolvía de sus gravísimas violaciones de los convenios internacionales. Ambas resoluciones condenaban al gobierno. Solo había una diferencia de métodos y semántica”.

Al respecto, aclaró que los mecanismos de control de la OIT, son lo más preciado que tienen los trabajadores, y que dejar al gobierno libre de condena, propiciaría un grave golpe a todos los trabajadores del mundo. “Permitir que el gobierno saliera sin condena, tras una investigación del más estricto mecanismo de supervisión de la OIT, que comprobó en el terreno las violaciones, incluyendo testimonios de más de un centenar de víctimas, echaría por tierra años deluchas de los trabajadores en la OIT por fortalecer su papel normativo”.

De allí que, insistió, no hubo votos a favor del Gobierno. Los 49 votos emitidos, las 5 abstenciones y un voto nulo en el Consejo de Administración, condenaron al gobierno de Nicolás Maduro de manera abrumadora.

El vocero del organismo que agrupa a los trabajadores, reconoció que la lucha por materializar los resultados de esta votación no ha terminado, toda vez que ahora toca transitar el camino para hacer valer la decisión de la OIT.

Convocó a los actores afectados a revisar los pasos y efectos inmediatos de estos resultados; y procurar que se adopten todas las sanciones previstas por la constitución de la OIT y el Reglamento de la Conferencia Internacional del Trabajo, en caso de que continúen las reiteradas violaciones del gobierno a los derechos fundamentales de los trabajadores, así como la negativa a establecer un diálogo social en los términos exigidos por la OIT. De acuerdo con la resolución adoptada, dicha convocatoria no puede pasar de mayo del presente año. Lo que sí quedó claro, dijo Torres, fue que demostraron una vez más al mundo que los trabajadores tenían razón y que están frente a un gobierno arbitrario y violador sistemático de sus derechos y el de sus organizaciones. “Ahora es cuando se requiere de mayor unión de criterios y más unidad en la acción de todos los sectores”, concluyó.