Revelan un VIDEO en que contrabandistas arrojan a niños pequeños sobre el muro fronterizo de EEUU

Los traficantes arrojaron a los niños desde un enorme muro fronterizo en Texas , mientras que el bebé de un migrante fue rescatado del río Grande (Imagen: AP / Departamento de Seguridad Pública de Texas)

 

Este es el impactante momento en que los traficantes de personas arrojan a dos niños pequeños desde un muro de 14 pies a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Por Metro
Traducción libre de lapatilla.com

Las imágenes muestran a los niños bajándose uno a la vez antes de que caigan al suelo. Las pequeñas hermanas ecuatorianas, de tres y cinco años, fueron abandonadas en el desierto cuando las dos personas huyeron de regreso a México.

El evento se produce después de que los guardabosques de Texas rescataran a un bebé de seis meses del río Grande después que los contrabandistas arrojaran al bebé al agua para que muriera.

La madre del bebé fue agredida por los contrabandistas y se quedó con una pierna rota durante el horrible ataque en Roma, Texas, el 16 de marzo.

Los guardabosques de Texas rescataron a un bebé de seis meses del río Grande (Imagen: Departamento de Seguridad Pública de Texas)

 

La agente jefe de la patrulla, Gloria Chávez, informó que un oficial usó una cámara remota para detectar a los contrabandistas con los dos niños en un lugar remoto en Nuevo México, al oeste de El Paso, Texas.

“Si no fuera por la vigilancia de nuestros agentes que utilizan la tecnología móvil, estas dos hermanas habrían estado expuestas a los elementos duros del entorno desértico durante horas”, comentó. “Actualmente estamos trabajando con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley en México y estamos tratando de identificar a estos despiadados traficantes de personas para hacerlos responsables en la mayor medida de la ley”.

El operador de la cámara dirigió a los agentes fronterizos a la ubicación remota en Nuevo México, al oeste de El Paso, Texas.

Las niñas estaban alteradas cuando fueron encontradas y fueron trasladadas a un hospital como medida de precaución. Actualmente permanecen en un centro de detención a la espera de que los funcionarios estadounidenses los coloquen.