Qué es el autismo y cuáles son sus características

 

Algunos de los especialistas que pueden diagnosticar este padecimiento son los neurólogos pediatras, pediatras del desarrollo, psicólogos y psiquiatras

Por Infobae

En 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró, por unanimidad, que cada 2 de abril se celebrará el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo con el fin de poner en relieve la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que padecen este trastorno.

De acuerdo con el portal especializado en salud Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, existen varios tipos de Trastorno de Espectro Autista (TEA). Los TEA son una discapacidad del desarrollo que puede provocar dificultades sociales, comunicacionales y conductuales y es posible que quienes padecen estos trastornos tengan formas distintas para comunicarse, interactuar, aprender y comportarse.

Sin embargo, las capacidades de aprendizaje, pensamiento y resolución de problemas por parte de quienes tienen este padecimiento son muy variables. Hay personas que, incluso, son consideradas como “dotadas” aún con el trastorno, mientras que otras presentan mayores dificultades e incluso requieren de mucha duda para afrontar actividades cotidianas de forma autónoma.

 

Entre los TEA’s se incluyen afecciones como el trastorno autista, el trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otra manera y el síndrome de Asperger. No obstante, obtener un diagnóstico oportuno y rápido puede llegar a ser complicado debido a que no hay análisis o pruebas médicas que puedan evaluar estos trastornos, por lo que es necesario que profesionales especializados en diversos tipos de terapia que los que se puedan observar aspectos como la conducta y el desarrollo de los niños.

Uno de los signos que podrían denotar TEA’s en niños y adultos es que, a menudo, presentan problemas para desarrollar destrezas sociales, emocionales y comunicacionales. Además, cabe destacar que estos trastornos aparecerán en los tres primeros años de los niños y que son considerados como permanentes, por lo que durarán toda la vida.

Algunas de las características de niños y adultos que tienen algún TEA son las siguientes: dificultad para relacionarse con los demás, evitar contacto visual y querer estar aislados, dificultad para comprender los sentimientos de otras personas y tampoco hablar de sus sentimientos, o inconvenientes a la hora de expresar sus necesidades con palabras.

Sin embargo, aunque estos puedan ser algunos síntomas de que un niño tiene algún trastorno autista, es necesario acudir con un profesional que pueda hacer un diagnóstico acertado. Algunos profesionales de la salud que pueden determinar si un infante tiene o no alguna manifestación de TEA, son los pediatras del desarrollo, neurólogos especializados en pediatría, psicólogos o psiquiatras.

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 160 niños tiene un tipo de TEA y, según información de este mismo organismo, estudios realizados por departamentos en materia de epidemiología en los últimos 50 años han arrojado que la prevalencia mundial de estos trastornos parece ir incrementando.

El Gobierno Federal de México informó que, hasta 2019, aún no existían datos que pudieran dar cifras exactas sobre la cantidad de niños y adultos con algún trastorno autista, sin embargo, se estima que en el país, nacen anualmente alrededor de 6 mil 200 personas con autismo. Carol Ajax, fundadora de Spectrum Theraphy Center México, centro de terapia especializado en personas con algún TEA, ha asegurado que en el país 1 de cada 115 o 120 personas presenta signos este padecimiento.

Por su parte, Diana Patricia Guízar Sánchez, investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comentó a través de un comunicado, que la fundación estadounidense Autism speaks ha detectado que los casos de TEA’s diagnosticados en nuestro país tienen relación con factores genéricos hereditarios.