Una de las más extraordinarias transformaciones industriales

 

Tenemos años analizando y discutiendo como los vehículos autotripulados serían el futuro de los automóviles y resulta que mucho más temprano los vehículos eléctricos comenzaron la inmensa transformación de la industria.

Especial de Laszlo Beke

Ahora, los fabricantes tradicionales de automóviles y las empresas enfocadas en la tecnología, como Tesla, compiten para conquistar el futuro de los automóviles. En las semanas recientes, los automóviles convencionales entraron a la lista de las especies en peligro de extinción: (a) el fabricante de autos eléctricos Tesla tuvo su primer año de utilidades en la historia. (b) se publicó la noticia que Hyundai ha estado negociando con Apple la fabricación de un automóvil auto-tripulado, (c) emprendedores como Rivian y Lucid avanzan velozmente con maneras totalmente novedosas para hacer vehículos y (d) General Motors anunció que para el año 2.035 dejaría de vender automóviles propulsados por gasolina. Eso es extraordinariamente revolucionario, General Motors después de estar produciendo vehículos con motores de combustión interna por más de un siglo, muy pronto estaría abandonándolos totalmente. Veremos quienes terminarán siendo los líderes en la próxima generación.

Automóviles eléctricos

Es imposible pensar que General Motors no se haya tomado en serio los vehículos eléctricos y lo prueba su decisión de dejar de producir motores de combustión interna en menos de 15 años. Ford y Volkswagen no se han comprometido con un plazo todavía, pero están invirtiendo decenas de miles de millones de dólares en el desarrollo de automóviles eléctricos. Todas estas empresas están convencidas que habrá un punto de inflexión anunciando la muerte de los vehículos convencionales. El desplazamiento hacia vehículos eléctricos podría ralentizarse, especialmente si aparecen crisis económicas o escasez de materias primas. Pero no existe la posibilidad de vuelta atrás debido al cambio climático y la determinación de los gobiernos de combatirlo, incluyendo el de Estados Unidos, algunos importantes países europeos y China. Estamos en la antesala de una de las extraordinarias transformaciones industriales, una transición de una manera tradicional de hacer las cosas a una totalmente nueva.

Los líderes

Quienes liderizarán en este nuevo mundo de los automóviles, empresas de automóviles o de tecnología? Es posible que no sea ni uno u otro. Las empresas que tendrán éxito tendrán que pensar y actuar igual que el lado opuesto. Las fabricantes tradicionales de automóviles necesitarán adoptar la mentalidad y las competencias de las tecnológicas y viceversa. Lo más impactante de Tesla es que cambió completamente el concepto de un producto mecánico a uno de software. En lugar de un vehículo ser algo que se hacia una vez y no cambiaba mucho, Tesla lo hizo parecerse a un iPhone. El sistema de frenos o la transmisión puede ser actualizado y adaptado después que el automóvil está en la calle. A los fabricantes tradicionales les costó captar esto, pero igual pueden terminar siendo competidores fuertes en este modo de funcionamiento. Por otro lado, ellos son excelentes en algo que Tesla no ha alcanzado todavía: conducir la orquesta de decenas de miles de partes y ensamblarlos contra estándares muy exigentes a la tasa de 100.000 o 300.000 vehículos en forma anual. Apple lo quiere hacer diferente a Tesla y no quiere construir sus propias fábricas y maquinaria. Si ello termina ocurriendo será una interesante fusión de la experiencia de Apple y las habilidades de manufactura de Hyundai.

¿Volkswagen alcanzará a Tesla?

Durante el último mes el precio de la acción de Volkswagen se ha elevado 60%, mientras que el de Tesla ha bajado. Esto se debe principalmente al cambio de opinión sobre cuál de los dos ganará la batalla del automóvil eléctrico. Algunos analistas piensan que dentro de unos dos años, Volkswagen (incluyendo Audi y Porsche) podrían aumentar su producción de 230.000 unidades/año en 2020 a 1.5 millones en 2023. Tesla produjo 500.000 el año pasado y podría ser alcanzado o superado.

Además de la electrificación se están aproximando rápidamente revoluciones en automatización y e-movilidad. Con respecto a electrificación, VW tiene poca experiencia fabricando baterías, mientras que Tesla ya superó su “infierno de producción” y no será fácil alcanzarlos. La valoración de Tesla, hoy en día cuatro veces mayor que VW le concede enorme capacidad para la consecución de fondos. En software la diferencia parece incluso más abrumadora. Tesla tiene la tecnología en su ADN, VW es más conocida por usar software para trampear las emisiones. El manejo autónomo agrega otra dimensión de complejidad. VW está dedicada a dos tipos de desarrollo de software, uno para el manejo autónomo de automóviles de pasajeros y el otro para flotas de vehículos que ofrecen “movilidad como un servicio”.

Considerando que VW es un fabricante tradicional ha hecho movimientos audaces y está siendo observado por empresas en otros sectores bajo disrupción, como el de las tecnología limpias. Curiosamente, también deberían estudiar al Sr. Diess (el CEO de VW), quién a su vez está copiando comportamientos de Elon Musk, a la alemana por supuesto.


Se hace referencia a “The Auto Revolution Is Here” y “Volkswagen will catch up with Tesla”. También aparece en mi Portal https://bit.ly/31KydKq.