Actuales cuarentenas son menos efectivas que en 2020, dice estudio en Chile

Una mujer camina por la Alameda ayer, en Santiago (Chile). EFE/Alberto Valdés

 

Las masivas cuarentenas decretadas recientemente por las autoridades chilenas para contener el avance de la segunda ola de covid-19 redujeron la movilidad en el país a cerca de la mitad de lo conseguido a principios de la pandemia en 2020, según reveló este lunes un informe.

Aplicadas en distintas escalas desde la detección de los primeros casos de coronavirus en el país, las cuarentenas impuestas en Chile afectan hasta ahora a alrededor del 83 % de su población total, incluida la capital del país donde habitan más de 7 millones de personas.

El estudio, realizado por el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) de la Universidad de Chile, consigna que populosas comunas ubicadas al sur del país, como Concepción, Osorno, Temuco y Valdivia, bajaron su movilidad en un 20 % durante la última cuarentena establecida, mientras que el año pasado esa reducción osciló entre el 33 % y 47 %.

En Valparaíso, la segunda región con mayor número de habitantes en Chile y uno de los principales puertos comerciales, logró con la cuarentena actual disminuir la movilidad a 16 %, mientras en el periodo de confinamiento anterior alcanzó bajar la circulación en un 33 %.

“La movilidad de las cuarentenas actuales sigue el patrón que veníamos observando: efectos cada vez menores”, dijo el director del ISCI y académico de la Universidad de Chile, Leonardo Basso, según recogió un comunicado.

El experto explicó que se da un “círculo vicioso”, en tanto la baja adhesión a las restricciones demora en producir un efecto positivo en los contagios, lo que se traduce en una extensión de las cuarentenas y menor adhesión que en un principio.

“El momento es complejo (…), es un círculo vicioso que necesitamos quebrar urgentemente para darle respiro al sistema de salud y dar espacio a que el efecto de las vacunas se sienta más fuertemente”, señaló Basso.

El país, que volvió a cerrar sus fronteras producto del agravamiento de la crisis sanitaria, se encuentra con su capacidad hospitalaria casi a tope, con una ocupación del 95 % de sus camas de cuidados intensivos.

Chile ha inoculado con una dosis a casi 7 millones de personas, un 45 % de su población y lo sitúa como tercer país del mundo con más porcentaje de población vacunada.

Sin embargo, errores en la comunicación de riesgo reconocidos por el Gobierno, entre otros factores, han obstaculizado el control de la pandemia.

De acuerdo al informe del ISCI, la implementación de medidas que amortigüen el golpe económico sufrido por la familias chilenas es uno de los mayores desafíos para hacer efectivas las cuarentenas.

Desde el Ministerio de Salud informaron que en las últimas 24 horas se registraron 5.807 nuevos casos y 33 fallecidos, alcanzando un total de 23.677 muertos y más de 1 millón de infectados desde el inicio de la pandemia, de los cuales 42.794 personas se encuentran en etapa activa de la enfermedad.

EFE